3 de Junio – Ni una menos

El grito lanzado desde Argentina y extendido al mundo llega a su sexto aniversario reclamando políticas públicas y compromiso social para frenar la violencia femicida.

El grito “Ni una Menos ¡Vivas nos queremos!”, ese que se plantó con el asesinato de Chiara Páez en Rufino cumple este jueves seis años y lo hace en un contexto de violencia que no cede y se complejiza aún más en el marco de la pandemia de coronavirus.

Las últimas cifras oficiales sobre femicidios, difundidas el fin de semana por la Oficina de la Mujer de la Corte, revelan que el año pasado hubo 251 víctimas, una menos que en 2019, año en que hubo 252 femicidios.

Con el reclamo masivo de #NiUnaMenos, la violencia de género dejó de verse como un tema doméstico y pasó a considerarse un problema colectivo, social y cultural del que se habla.

Los datos son del Observatorio de las Violencias de Género “Ahora Que Sí Nos Ven”, que esta semana también dio a conocer las cifras de femicidios en el país desde el primer Ni Una Menos a este. Suman 1717 los femicidios, 1717 mujeres menos.

Del informe se desprenden detalles que se repiten año a año: El 64% de los femicidios fue cometido por parejas o ex parejas y ocurrió en la vivienda de la víctima; en 9 de cada 10 femicidios el agresor era un conocido; 290 de 1717 víctimas habían realizado al menos una denuncia y 163 tenían medidas de protección.

El último año fue especial, con una pandemia mundial que obligó a cierres y encierros. El aislamiento trajo consecuencias inmediatas para las mujeres: siete de cada diez mujeres fueron asesinadas en sus propias casas por parejas o ex, o por varones que conocían. El observatorio detalla que sólo 2,6% de los asesinos eran desconocidos.

Noticia anterior

Incluyen a personas de entre 50 y 55 años en la vacunación contra el coronavirus

Noticia siguiente

Hoy llega un vuelo de Aerolíneas Argentinas con 800 mil dosis de vacunas Sputnik V