A 8 años de la ley de Identidad de Género más de 9.000 personas accedieron a su nuevo DNI

A 8 años de la sanción de la ley de Identidad de Género en Argentina, la primera en el mundo de su tipo, ya accedieron a su nuevo DNI más de 9000 personas, el 45% de ellas de entre 20 y 29 años, legislación que tiene una aplicación dispar, en lo relacionado a políticas públicas, en las distintas provincias.

Fue el 8 de mayo de 2012 cuando el Congreso aprobó la ley 26.743 de Identidad de Género que reconoce la identidad autopercibida de las personas del colectivo trans sin requisitos médicos y desde una perspectiva despatologizadora.

Según datos del Registro Nacional de las Personas (Renaper) a los que tuvo acceso Télam, el 8,8% de los que recibieron su documento son niños y adolescentes de entre 10 y 19 años, estadística que “está en construcción y estamos trabajando para actualizar”, dijeron fuentes del organismo.

Jujuy es un distrito que este año tuvo la mayor cantidad de pedidos de cambio de DNI: “Se realizaron 73 inscripciones, siendo el récord de personas asentadas, de un total de 338 que hicieron uso de ese derecho desde la vigencia de la ley”, contó a Télam, Octavio Rivas, director provincial del Registro Civil.

Y el año pasado “se hizo el cambio de género de una persona de 11 años”, siendo el caso más joven de la provincia, al tiempo que se llevó a cabo la primera modificación de género no binario “es decir que figura sin género”, en su DNI, señaló el funcionario.

Neuquén y un gran trabajo por la Identidad de Género:

En el caso de Neuquén cuenta con un abanico de políticas públicas: realizaron con una convocatoria masiva  en abril del 2018, el “1º Foro Transdiciplinario de Infancias Trans: Nuevos y Diversos Enfoques” de la provincia del Neuquén, significó una experiencia pionera a nivel nacional.

El evento, organizado por la subsecretaría de Niñez, Adolescencia y Adultos Mayores y la Dirección Provincial de Diversidad, dependientes del Ministerio de Ciudadanía, propuso generar un espacio de inclusión participativo y abierto de intercambio de conocimientos, experiencias y buenas prácticas para abordar la construcción de políticas públicas tendientes a brindar acompañamiento y a garantizar el pleno ejercicio de sus derechos a los niños y niñas trans. Participaron padres de chicos transgénero, docentes, psicólogos y estudiantes de Psicología.

También llevan adelante el Programa Provincial de Acompañamiento a las Infancias y Adolescencias Trans, desde 2017. La construcción de 14 módulos habitacionales para personas trans en ectremo estado de vulnerabilidad social. Acción desarrollada conjuntamente con la provincia y el convento Carmelitas Descalzas con la hermana Mónica Astorga y la realización del documental “yo soy” sobre identidades trans de la provincia del Neuquén, entre otras.

Hay que destacar que la Resolución 1320 del Consejo Provincial de Educación reconoce la identidad autopercibida de los y las estudiantes en los ámbitos educativos. Acción llevada a cabo desde la Subsecretaría de Derechos Humanos, Diversidad y Pluralismo Cultural.

En cuanto a salud Neuquén ha puesto en funcionamiento 5 consultorios médicos inclusivos, donde se atiende con perspectiva y formación en diversidad para personas trans.  Además del programa de hormonización y cobertura desde la obra social provincial ISSN.

Se ha iniciado el relevamiento “Transformando Realidades” primer censo oficial para conocer el estado de situación de las personas trans en la provincia. El ttrabajo lo realizan en conjunto el gobierno de la provincia, organizaciones de la sociedad civil y la UNCO.

En los 70 Registros civiles de  la provincia se implementa un protocolo para tramitar los cambios de DNI de las infancias trans. Fue elaborado por los ministerios de Ciudadanía y Gobierno.

Río Negro también aportó un dato interesante: en los primeros meses de 2020, fueron 11 las personas menores de edad que accedieron al cambio de género, y al respecto Costanza Victoria Carriqueo, de la subsecretaría de Políticas de Géneros y Diversidad, consideró que “esta ley permite que las personas menores tengan una infancia sin violencia”.

“La personalidad se transforma en una carga cuando existe la hostigación y sentimos libertad cuando podemos expresar nuestra identidad sin límites porque nadie se preguntó alguna vez hasta dónde soy varón o hasta dónde soy mujer”, añadió.

La norma nacional también garantiza el acceso a tratamientos hormonales e intervenciones quirúrgicas totales o parciales para adecuar el cuerpo a la identidad elegida.

Noticia anterior

Cuarentena administrada: todo el país pasa a fase cuatro, menos Buenos Aires

Noticia siguiente

Son 470 las personas con coronavirus en barrios vulnerables de CABA