Noticias

Advierten sobre los riesgos de vender «sidra sin alcohol» para niños

Defensores de los derechos de Niños, Niñas y Adolescentes sostienen la importancia de abordar el consumo problemático de alcohol, que se inicia a edades cada vez más tempranas.

Especialistas diversos advierten sobre la decisión de cadenas de supermercados y comercios minoristas de presentar a aguas saborizadas como «sidra sin alcohol», y en algunos casos disponer sus envases con motivos infantiles junto a bebidas alcohólicas de alta graduación, que representa una importante problemática en el marco de un contexto en el cual la ingesta de alcohol se inicia a edades cada vez más tempranas especialmente durante las Fiestas de Fin de Año.

En diálogo con Agencia Télam, la defensora de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes de la Nación, Marisa Graham, sostiene: «El abordaje del consumo problemático de alcohol es una responsabilidad de todos, no solo a través de políticas públicas orientadas a la prevención y la atención, sino generando mayor sensibilización en la población, sobre todo en la que cuida a niños». Y añadió: «Todo aquello que de alguna manera promueva directa o indirectamente el consumo de alcohol no está bien».

Durante la semana pasada, el Foro de Sociedad Científicas Argentinas de Organizaciones de la Sociedad Civil y Universidades también lanzaron una advertencial al señalar que las «sidras sin alcohol» -o bebidas saborizadas- presentadas bajo etiquetas de dibujos animados (Minions, Frozen, Toy Story, Cars, Mickey y hasta Papa Noel) constituyen una «publicidad engañosa» por venderse en góndolas junto a bebidas alcohólicas para adultos.

«Dado que el consumo de alcohol durante la niñez y la adolescencia puede perturbar el curso del desarrollo de ciertas regiones cerebrales, debido a la mayor vulnerabilidad del cerebro en estas etapas, no se debe promocionar y promover su consumo en esos grupos etarios», manifestaron. Es importante remarcar que la descripción «sidra sin alcohol» no se encuentra impresa en el envase, sino que es incorporada por grandes y pequeños comerciantes en el etiquetado de góndola; son igualmente descriptos en otras plataformas como Mercado Libre.

Sobre esto, Graham sostuvo: «Es bastante difícil saber si hay o no publicidad engañosa en este caso, porque por lo que pudimos ver del packaging de la botella no se incluye la palabra ‘sidra’. El problema es que los supermercados o las páginas que venden por Internet este producto le agregan ‘sidra sin alcohol’ y lo ponen en las góndolas junto con las bebidas alcohólicas». Además, añadió que la palabra «sidra» se asocia con «alcohol», algo que genera controversia por el uso de dibujos animados que funcionan como propagandas para los chicos.

Luego de remarcar que la Ley Nacional de Lucha contra el Alcoholismo (N° 24.788) indica que queda prohibida la publicidad y el incentivo de bebidas alcohólicas dirigidas a menores, el Presidente Sociedad Argentina de Pediatría (SAP)Omar Tabacco, remarcó: «Todo metamensaje que induzca al consumo de alcohol en niños o adolescentes es un serio problema y debe estar controlado por las autoridades, no solo de la fabricación sino presentación de los packing. El mensaje que se da es ‘consumí sidra tranquilo que no genera problemas’, y la población tiene que entender que el consumo de alcohol es un problema de salud».

Según el último informe de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar), que data de 2017 y fue realizado por la Dirección Nacional del Observatorio Argentino de Drogas, más de la mitad (54,4%) de las personas pertenecientes al grupo etario de 12 a 17 años consumió bebidas con alcohol en el último año. Es decir, los consumos problemáticos cada vez son más tempranos y por eso es clave la aplicación la Ley de Etiquetado Frontal N° 27.642, así las familias son conscientes de qué están comprando para el consumo de sus hijas e hijos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba