Alberto Fernández y Ginés García anunciaron la producción de la vacuna contra el coronavirus

Alberto Fernández anunció que la producción latinoamericana de la vacuna contra el coronavirus estará a cargo de Argentina y México, lo que permitirá al país y a la región acceder a ella entre 6 y 12 meses antes, “tiempo que no hubiésemos podido acceder sin este acuerdo”.

El jefe de Estado habló en una conferencia de prensa en Olivos en referencia al acuerdo firmado entre la universidad de Oxford y el laboratorio Astrazeneca para fabricar la vacuna, que se encuentra en la fase 3.

“La vacuna tendrá un costo de entre u$s3 y u$s4 por dosis y estará lista para el primer semestre de 2021” dijo Fernández.

El objetivo del Gobierno es garantizar el acceso rápido y equitativo a la vacuna en el caso de que se apruebe. Los primeros en recibirla serán los trabajadores de salud y los adultos mayores “vamos a garantizar el acceso para las personas de riesgo” expresó Fernández.

“Vamos a poder acceder entre seis y 12 meses antes a la vacuna. Es un inmenso desafío para la industria nacional”, anticipó el Presidente, que informó que la Argentina y México estarán a cargo de la producción en América Latina.

La vacuna contra el coronavirus que desarrolla la Universidad de Oxford resultó “segura” y “entrena” el sistema inmunológico, según revelaron los hallazgos de las primeras fases del estudio, divulgados en los últimos días de julio.

Fernández aseguró que “el proyecto” para la producción de la vacuna contra el coronavirus es “sin fines de lucro”, “sin buscar ganancias”, y dejó claro que es una tranquilidad “para el futuro”, no para el presente en el que el virus sigue transmitiéndose.

Los resultados del estudio que realizó el laboratorio de fase 1 y 2 con 1077 voluntarios adultos sanos entre los 18 y 55 años publicados en la revista científica The Lancet confirmaron que una dosis generó un aumento en los anticuerpos contra la proteína espiga del virus SARS-CoV-2 en el 95% de los participantes un mes después de la inyección.

En todos los voluntarios se observó una respuesta de los linfocitos o células T, que alcanzó su punto máximo el día 14 y se mantuvo dos meses después de la inyección. La Argentina se suma así al listado de países que prueban los ensayos de su vacuna, como Reino Unido, Sudáfrica y Brasil. En este último país ya anunciaron que podrían comenzar la producción masiva de la vacuna en diciembre.

Noticia anterior

Por los casos de coronavirus los niños de la comarca petrolera no tendrán festejos

Noticia siguiente

Nuevo récord de 7.663 nuevos casos y otras 209 muertes en 24 horas en el país