ANMAT suspende la venta de Ranitidina por treinta días

La ANMAT suspendió la venta de Ranitidina por treinta días. El organismo explicó que la suspensión se debe a la presencia de una molécula en estos medicamentos que fue prohibida por la Unión Europea y, aunque no lo menciona, también por la FDA estadounidense.

La ranitidina se usa para tratar úlceras; reflujo gastroesofágico, una condición en la que el reflujo del ácido del estómago provoca pirosis (calor estomacal) y lesiones en el tubo alimenticio (esófago); y en aquellas condiciones en las que el estómago produce demasiado ácido, como el síndrome de Zollinger-Ellison.

La molécula que se cuestiona se llama N-nitrosodimetilamina (NDMA) y tiene aparentes consecuencias cancerígenas si se toma en determinadas dosis. No quiere decir esto que la Ranitidina provoque una enfermedad, sino que están estudiando las consecuencias.

ANMAT explicó: “La NDMA se encuentra clasificada como un probable carcinógeno humano sobre la base de estudios en animales y que se encuentra presente en algunos alimentos o en algunos suministros de agua, pero no es esperable que ocasione daño cuando se ingiere en muy bajas concentraciones“.

El comunicado del organismo concluye con que “existen preguntas sin resolver sobre la fuente de esta impureza y alguna evidencia de que la NDMA podría formarse a partir de la degradación de la ranitidina misma, con concentraciones crecientes durante su vida útil, sin estar claro si la NDMA podría también formarse dentro del organismo”.

Noticia anterior

El Banco de Leche Humana prestará los freezers para almacenar las vacunas Sputnik V

Noticia siguiente

Argentina inicia la vacunación el 29 de diciembre