Cipolletti: 14 trabajadores del sanatorio Río Negro están infectados de Covid 19

La situación en Cipoletti se torna cada día más grave, puntualmente en el sanatorio privado Río Negro, donde no se garantizó la salubridad ante la pandemia por coronavirus según denunció el gremio que nuclea a los trabajadores de salud, Atsa.

Serían 14 los trabajadores que dieron positivo al test de Covid-19 y unos 40 los contactos directos estudiados como sospechosos.

 

En tanto el gobierno provincial decidió esta mañana realizar la clausura de la entidad privada donde se registraron muchos de los casos por coronavirus en el Alto Valle. En principio la medida será por 14 días.

El obejtivo es” garantizar las medidas de salubridad necesarias para preservar la salud de sus trabajadores y pacientes en el marco de la pandemia de Coronavirus”, dijeron en un comunicado.

La secretaria general de ATSA Río Negro (Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina), Gloria Ovejero, se refirió en una entrevista con Telefe Neuquén, a la situación en el sanatorio en cuestión:

“Venimos exigiendo las garantías de salubridad y que cuando un trabajador tenga los síntomas, se le realice el testeo pertinente”, dijo y apuntó hacia el Gobierno “la salud es una sola, y es un tema absolutamente social y mundial, entonces nosotros a quien también les exigimos que den las garantías de salubridad, entregando los insumos para que los compañeros tengan los implementos de protección personal, porque obviamente a los empresarios de la salud pero también a los representantes de la salud pública, porque esto dejó de ser ya un tema de una institución privada, es un tema social”.

El 4 de abril se registró el primer caso en el Sanatorio Río Negro y 13 días después denuncian que siguen habiendo “trabajadores que no fueron testados ni puestos en cuarentena y continúan con sus actividades” y exigen que la salud pública “suministre personal para asegurar la operatividad del Sanatorio” y evitar así la suspensión de las actividades.

Días atrás se anunció el traslado de la atención pediátrica de la ciudad de Cipolletti a ese sanatorio privado para liberar el hospital local y que éste se dedique a atender los casos del coronavirus. Es por ello que los trabajadores exigen que “no se puede permitir que un centro de salud cierre en tiempos de pandemia”.

 

“El lugar facultado para hacer los testeos es salud pública. En este caso la parte empleadora del Sanatorio Río Negro entendiendo que la demanda era mayor al principio de toda esta pandemia, decidieron hacer los test en forma particular con laboratorios particulares. Por eso decimos que salud pública no maneja correctamente los números, que está manejando la institución acerca de los infectados”, explicó la representante de ATSA filial Río Negro.

Además cuestionaron la falta de reactivos en la provincia para realizar los testeos de Covid 19 correctamente, “la semana pasada nos manifestaban la falta de reactivos en la provincia para evaluar al personal de salud, por eso tomamos los recaudos necesarios en cuanto al número de contagios y los casos sospechosos”.

En un comunicado de los trabajadores del Sanatorio Río Negro se sostuvo que el tema ya pasó a ser un problema de salud general: “el desbordamiento quedó en evidencia con la cantidad de trabajadores infectados, 14 hasta hasta la fecha, y lo que lo hace más peligroso aún es la distinta procedencia de los mismos (Allen, Centenario, Villa Regina, Roca, Ing Huergo, Cinco Saltos)”.

La respuesta del Gobierno:

Desde el Gobierno de Río Negro se refirieron a la denuncia de los trabajadores del sanatorio, “tenemos conocimiento de lo que está ocurriendo y se están tomando los recaudos con el aislamiento con los infectados y sus entornos. El sanatorio está cerrado y Salud hizo intervención para la desinfección”.
La clausura es por 14 días, tiempo en el que además se llevará a cabo la desinfección de las instalaciones
Noticia anterior

Cuarentena administrada: como van a trabajar desde mañana los exceptuados

Noticia siguiente

Coronavirus: tres recuperados en el interior provincial y un caso confirmado en la capital