Comienzan a vacunar con la segunda dosis de Sputnik V en la provincia

Las primeras etapas del operativo de vacunación COVID-19 en la provincia del Neuquén se llevaron a cabo de manera exitosa, y ya se aplicaron 3.633 dosis del primer componente al personal de salud que se encuentra en la primera línea de atención en distintas locaciones de la provincia.

Con la llegada de las vacunas el Ministerio de Salud de Neuquén confirmó que son 1.800 las dosis para completar la inmunización de las primeras personas vacunadas y el procedimiento se realizará nuevamente en cuatro ciudades.

Funcionarán tres sedes en Neuquén capital: Estadio Ruca Che, Colegio Don Bosco y hospital Castro Rendón, donde se aplicarán 500 dosis en cada uno de estos lugares. En Zapala serán 100 e igual número para Cutral Co y San Martín de los Andes.

La cartera de Salud de la provincia adquirió 10 nuevos freezers. La compra se realizó a través de Fiduciaria Neuquina por un monto de 3.000.659 pesos y son para reforzar la campaña de vacunación COVID-19. Explicaron que los freezers son acondicionados y chequeados por bioingenieros del ministerio de Salud.

“Incorporamos tecnología y equipamientos de manera permanente para poder llevar a cabo la campaña de vacunación COVID-19 en la provincia, con la magnitud y gestión que está implica. Para ello tenemos en cuenta desde las distintas estrategias diagramadas en función de la temperatura de conservación de las vacunas hasta los planes de contingencia correspondientes”, detalló la ministra de Salud, Andrea Peve.

Al respecto, desde la Red de Ingeniería Hospitalaria señalaron que se trata de una compra de 10 freezers, todos con un control de temperatura de -20°, de los cuales seis cuentan con rango de temperatura de variación máximo permitido entre los 2° y 8°, lo que también permite su utilización con otras vacunas.

Vale destacar que estos tienen conexión eléctrica autónoma y un grupo electrógeno asociado para prevenir cortes de energía. Si se detectan variaciones en la temperatura del freezer, se activa de inmediato un plan de contingencia y las vacunas se ponen a resguardo. Las incidencias en la cadena de frío se reportan a Nación, desde dónde se evalúa si la pérdida de rango invalida o no el uso de las vacunas.

 

 

Noticia anterior

Coronavirus: 123 nuevas personas contagiadas en la provincia

Noticia siguiente

Los adultos mayores iniciaron sus actividades en Plaza Huincul