Punto Saludable

COMO CUIDAR EL HIGADO

Para mantener tu hígado saludable es importante mantener una dieta equilibrada, variada, rica y suficiente, en la que se le dé prioridad al consumo de agua, frutas, verduras y proteínas magras.

El Higado es uno de los órganos más importantes del cuerpo y es una víctima de nuestros malos hábitos. Situado en la parte superior derecha del abdomen, es el encargado de purificar la sangre, convertir los alimentos en energía y producir bilis para ayudar a digerir los lípidos en el intestino.

No obstante, su poder y potencia, es vulnerable a los malos hábitos de vida y la ingesta de sustancias tóxicas, medicamentos y alcohol. Los cálculos biliares, cirrosis, hepatitis o el hígado graso, son los problemas más comunes, los malos hábitos van limitando su función cada vez más compleja y eso va alterando el funcionamiento del cuerpo y dando origen a diferentes problemas o enfermedades.

El consumo excesivo de grasas genera una sobre exigencia, lo que puede desencadenar en una inflamación, cálculos en la vesícula o una obstrucción de los canales biliares, por eso se recomienda una alimentación sana.

El cáncer de hígado más conocido es el que recibe el nombre de hepatoma maligno, carcinoma hepatocelular o cáncer primario y puede desarrollarse en cualquier edad; cuando lo hace en niños muy pequeños recibe el nombre de hepatoblastoma. Es importante la prevención con una alimentación sana, evitando el sobrepeso y el sedentarismo, para que el hígado pueda realizar sus funciones normales.

Cuando en el hígado hay un exceso de toxinas y azucares, no puede quemar la totalidad de las grasas y estas se van acumulando (hígado graso) y generando diversos problemas que afectan a todos los sistemas del cuerpo. Los malos hábitos se convierten en una serie de estímulos que llevan al hígado a trabajar el doble. El órgano se intoxica por la mala alimentación, el exceso de grasas, azúcar, alcohol y el escaso consumo de fibra vegetal.

El consumo de algunos medicamentos e incluso, de acuerdo con estudios, emociones como la ira o irritabilidad y la frustración, también, contribuyen afectar la función del hígado, debemos tener claro cómo cuidar este órgano vital.

Es importante mantener un adecuado funcionamiento del colon, tomando agua de manera regular y fibra vegetal. Los productos naturales como las frutas y las verduras, aportan fibra que ayudan al hígado a sacar del cuerpo las toxinas. Estos alimentos además de aportar nutrientes y antioxidantes, contienen vitaminas y minerales necesarios para el funcionamiento normal del cuerpo. Los vegetales de hoja verde como repollo, lechuga, acelga, espinaca, apio, etc. y frutas como naranja, manzana, entre otras son muy buenas opciones.

Si tomas la decisión de llevar una dieta sana donde los alimentos industrializados, harinas y azúcares son los menos consumidos, habrás dado el paso más importante para desintoxicar tu hígado. Además de limpiar a este órgano, ayudaras a desintoxicar el cuerpo y a fortalecer el sistema linfático.

Unos hábitos de vida saludable no sólo ayudan al hígado, sino que generan bienestar y previenen muchos problemas, entre ellos la obesidad. Llevar un estilo de vida saludable no solo es una cuestión de estar a la moda se trata de adoptar y mantener hábitos coherentes que brinden beneficios, tanto a corto como a largo plazo, y hacer que se traduzcan en bienestar. En lugar de esperar a sentirte mal y a recibir el diagnóstico de una enfermedad, lo mejor es prevenir.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba