Punto Saludable

COMO DISFRUTAR LAS FIESTAS DE FIN DE AÑO CON SALUD?

Las fiestas de fin de año son una época llena de reuniones familiares, de trabajo o con amigos, mesas repletas de comida, resoluciones y balances, tareas para hacer y de emociones intensas. Estos factores generan estrés en el cuerpo, que sumado a los excesos en la dieta pueden traer complicaciones.

El estrés, el sedentarismo y una mala alimentación son factores de riesgo de varias enfermedades, entre ellas cardiacas o diabetes. Es por eso que uno no puede dejar de lado el cuidado de su salud en esta época.

¿Es posible disfrutar de las fiestas y mantenerse saludable? Te dejamos algunos consejos para lograrlo:

EN RELACION A LA ALIMENTACION

Modera las cantidades sin privaciones. Es recomendable armar un buen plato en el que la mitad sea verdura (que predominen los verdes) y el resto cualquier otro tipo de comida, desde carne, pollo, vittel toné o hidratos. Nada de prohibiciones sino ser conscientes a la hora de comer, achicar el tamaño de las porciones, todo tiene que estar equilibrado y nunca hay que restringir alimentos, sobre todo hidratos de carbono que son los que dan energía al organismo.

Respeta las cuatro comidas. No es aconsejable dejar de comer o reducir la ingesta de alimentos en el día para después desbarrancar a la noche. La idea es evitar atracones en el momento del evento, y tampoco se debe llegar al límite de sentirse lleno hasta reventar. Uno se cuida todo el año y llega el mes de diciembre y se descuida, hay que aprovechar el momento de reunión y que la comida no sea el foco principal sino la socialización y la charla.

Amplia y programa el menú. No se tiene incorporado como algo habitual tener ensaladas de todo tipo y color en la mesa, la lechuga y el tomate no son la única opción. Por ejemplo, se pueden preparar verduras asadas en brochette, otros alimentos a tener en cuenta son rúcula, espárragos, rabanitos, palmitos, tomate cherry, que esté todo como a la vista. Incorporando verduras en distintas preparaciones pero que siempre estén presentes, hay que programar lo que uno va a consumir, siempre adecuado a la estación que estamos viviendo.

Para la mesa dulce, se deben controlar las porciones y siempre incorporar frutas. La ensalada de fruta no pueda faltar, tablas, bols y brochette son buenas opciones para acompañar el pan dulce, turrón o el maní con chocolate.

EN RELACION A LA ACTIVIDAD FISICA

Dejar de lado el ejercicio por falta de tiempo no es bueno. Si bien es cierto que el ritmo que se vive en esta etapa final del año es frenético, el entrenamiento va a ser el amortiguador principal para quemar la energía que se obtiene de más por los excesos en la comida y ayuda a reducir la ansiedad.

No olvides mantener una rutina de ejercicios durante estos días, 30 minutos de actividad física 3 ó 4 veces por semana es suficiente, ayuda a compensar las calorías extras que se consumen en estas fiestas y evitar, a su vez, una posible pérdida de masa muscular.

Actividad

EN RELACION A LO EMOCIONAL

Trata de no hacer balances ni marcarte metas exigentes. Se debe mirar de forma positiva lo que se logró y con entusiasmo lo que no, como un objetivo, pero sin que sea frustrante. Los balances meten presión, la idea es poder entender un poco los procesos desde un lugar que no se mida sólo el resultado y el éxito sino con una mirada más amplia, más positiva y más realista.

Habla con quienes hayas tenido problemas antes de las reuniones. Si han habido tensiones durante el año lo mejor es juntarse previo a la celebración de trabajo/amigos/familia para que luego en el evento sea disfrutable. Si no tenes tiempo, aunque sea manda un Whatsapp y poné paños fríos para intentar aclarar y suavizar. La compulsión de comer y consumir es para olvidarse de los conflictos que hay, por eso es bueno hablar antes, y, además, empezar a autocuestionarse cómo uno recibe el discurso del otro. Ponerse en el lugar de la otra persona relajará a ambos.

No te dejes arrastrar por el consumismo. Lo que se festeja nada tienen que ver con lo que se come o compra, si algo tiene un sentido es el encuentro y lo reflexivo más allá de que uno sea cristiano o no. Nos agarra una especie de estrés de fin de año, donde tenemos que acabar con todo y esto nos mete una presión extra que no está buena y que se ve mucho en lo que la gente consume.

RECORDA LA MEDICACION

En esta época se ingieren más productos sódicos y menús hipercalóricos a la par que se suele salir de la rutina en horarios y hábitos, es por eso que es aún más necesario no olvidarse de tomar la medicación. Importamos dietas de otros climas, con mucho sodio por lo que los hipertensos y las personas que padecen afecciones cardiacas deben cuidarse. En estas fechas se tienen los peores registros de presión y aumentan muchas las consultas en las guardias consecuencia de todos esos desarreglos.

Hay que tener en cuenta, que aquello que reúne a las personas en estas fechas no es la comida y los excesos, sino el espíritu de compartir y disfrutar de un cálido encuentro, la comida y los festejos son simplemente un complemento. ¡¡¡Felices Fiestas!!!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba