Con 46 casos positivos Fernández analiza paralizar el país

 

Un nuevo caso positivo de coronavirus Covid-19 en la provincia de Chaco eleva el número a 46 en el país. Se trata de una mujer de 64 años, residente en la ciudad de Resistencia, quien se encuentra en terapia intensiva.

Según el parte oficial de la provincia, la mujer se contagió “por contacto casual con uno de los casos importados, provenientes de zonas de circulación sostenida del Covid-19”.

“La paciente inició con la sintomatología el 7 de marzo y al día 10 de marzo, al presentar dificultad respiratoria, fue internada en una clínica privada. Comenzó con una insuficiencia respiratoria el día 13 de marzo y se encuentra con asistencia respiratoria mecánica en sala de terapia intensiva”, detalla el informe.

En total son 46 los casos positivos de coronavirus en el país. Seis de ellos en la provincia de Chaco.

Cuarentena total:

Esta tarde se espera el comunicado oficial de Casa Rosada sobre la suspensión de toda actividad por 10 días, es que desde el gobierno esperan cortar la curva ascendente del virus al evitar el contacto de las personas. Pero la medida solo ser efectiva si se cuenta con el actuar responsable de los ciudadanos, que hasta el momento han respondido o subestimando la enfermedad o entrando en pánico al concurrir masivamente a hipermercados y mayoristas, comprando alimentos e insumos en mayor medida a lo que van a necesitar, generando en algunos casos desabastecimiento.

Es claro que la respuesta del gobierno de Fernandez a la epidemia del coronavirus no fue la esperada desde un principio, el mismísimo ministro de salud Ginés González García subestimó lo que sucedía en el mundo y dijo que “no creo llegue al país” y que tenía mas miedo al dengue. Ya con la epidemia en las manos, con un Malbrán que no da a basto para analizar a tiempo las muestras que llegan de todas las provincias, con medidas dudosas en el control de ingreso al país, con clases sin suspender hasta el día viernes.

El ministro de Educación, Nicolás Trotta, criticó al gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, por haber suspendido las clases, una medida que -explicó- los especialistas desaconsejan por el momento pero que no descartó aplicar más adelante. Ese más adelante para ser hoy, dos días después y cuando muchos municipios de la provincia de Buenos Aires decretaron la suspensión en sus ejidos desconociendo las medidas nacionales.

“La provincia de Jujuy tomó una decisión que, conversando con los especialistas, no es recomendable. Muchas veces cuando alguien pretende resolver el problema, genera otro. Porque aparte los niños no están yendo a las escuelas pero están girando por la provincia, no es que hay una política de aislamiento” dijo el ministro el viernes.

La situación epidemiológica es dinámica y de acuerdo a ella deben tomarse las medidas. Lo hizo Neuquén, transformándose en la primera provincia en suspender eventos masivos y al declarar la emergencia sanitaria, implementar muchas otras tendientes a hacer frente a la epidemia. Nación a pesar de su ministerio de salud, no lo hizo. Y hoy se ve como corren detrás de los hechos.

Noticia anterior

Coronavirus: con un caso sospechoso en San Martín de los Andes Neuquén suma 6 al día de hoy

Noticia siguiente

Neuquén multará con 200 mil pesos a quienes violen el autoaislamiento obligatorio