Córdoba prohíbe la venta de cigarrillos electrónicos

 Córdoba prohibió por ley la comercialización de los cigarrillos electrónicos a menores de 18 años (medida que ya regía para el tabaco); impidió el uso de vapeadores en espacios públicos cerrados y estableció que los cigarrillos no podrán mostrarse en quioscos ni locales comerciales y tampoco podrán existir carteles publicitarios.

La provincia ya había adherido a la ley nacional 26.687, que prohíbe la exhibición de etiquetas en escuelas, hospitales, oficinas públicas, teatros, clubes y museos. Con la nueva ley se crea el Programa Provincial Permanente de Prevención y Control del Tabaquismo, que impulsa campañas de información y esclarecimiento en establecimientos educativos.

La norma fue aprobada por unanimidad y ya hay controversia por la prohibición de «la publicidad, promoción, patrocinio y exhibición de productos elaborados con tabaco, sus derivados y accesorios para fumar, en dispensadores y cualquier otra clase de estantería ubicada en los locales donde se venden ese tipo de productos, y el auspicio, patrocinio, sponsoreo y el uso de incentivos directos o indirectos que fomenten la compra o que ofrezcan descuentos promocionales, entrega de obsequios y premios en dinero o especies por la adquisición o consumo de los productos y elementos mencionados».

También se prohíbe «la distribución y comercialización de productos destinados a fumar a toda persona menor de 18 años» que incluye a «los dispositivos electrónicos con tabaco o cualquier otra sustancia que expida humo, gases o vapores utilizando los denominados cigarrillos electrónicos, vapeadores y todo otro tipo de dispositivo de naturaleza similar».

Será el Ministerio de Salud la autoridad de aplicación y hay multas previstas de hasta $253.125 para quienes no cumplan lo previsto. La legisladora opositora Liliana Montero enfatizó el consenso logrado y remarcó que en el país mueren 44.000 personas por año por enfermedades relacionadas al tabaquismo, lo cual demanda un gasto en Salud de unos $30.000 millones anuales.

Noticia anterior

Además de ser un grave riesgo para la salud, la obesidad y el sobrepeso afectan el PBI de los países

Noticia siguiente

Castro Rendón y los consultorios inclusivos: la necesidad de romper barreras