Crece el uso del cannabis en la industria cosmética

El Consejo de la Industria de Cosméticos, Aseo Personal y Cuidado del Hogar de Latinoamérica (CASIC) realizó un webinar para hablar sobre el uso seguro del cannabis y sus derivados como ingrediente de productos cosméticos.

En la naturaleza se encuentran diferentes especies de esta planta y la Cannabis sativa fue el objeto de estudio en el webinar. Los expertos mencionaron que existen dos variedades de Cannabis sativa, y se diferencian en la concentración de THC (tetrahidrocannabinol), sus usos y efectos: tipo droga (marihuana) y tipo fibrosa (conocida también como cáñamo o hemp)El THC es el principal compuesto psicoactivo, y el CBD (Cannabidiol) es un compuesto no psicoactivo presente en la planta de cannabisEs el Cannabidiol el componente en el que se concentran la mayoría de propiedades médicas y cosméticas.

Un estudio realizado con CBD en la función de la glándula sebácea humana concluye que éste se comporta como un agente sebostático, lo que valida el potencial del Cannabidiol como ingrediente cosmético para el cuidado de las pieles grasas. Adicionalmente, se han reportaron propiedades antioxidantes para este ingrediente.

En países como ser Estados Unidos y Colombia ya se producen y comercializan mascarillas, cremas, labiales, y muchos otros productos cosméticos utilizando este ingrediente.

Diferentes investigaciones indicaron que si se utilizan derivados de la variedad cáñamo, con bajo nivel de THC (menor a 0,3%) su uso se considera seguro como ingrediente cosmético.

“Es fundamental formular los productos cosméticos con un enfoque de diseño seguro y estableciendo racionalmente las especificaciones del producto para garantizar un bajo nivel de THC”, indicó Caro.

Por su parte, Ivonne Alban, coordinadora de Asuntos Regulatorios de la Cámara de la Industria de Cosméticos y Aseo de la ANDI, Colombia, destacó que “los ingredientes derivados del cannabis que están incluidos en listados internacionales de referencia para cosméticos, por ser ingredientes naturales deberán contemplar consideraciones especiales en la evaluación de la seguridad del producto terminado que los contenga, además del cumplimiento de los límites establecidos para este ingrediente, en las nuevas reglamentaciones que están emergiendo en el mundo, con el fin de garantizar las condiciones de seguridad y legalidad necesarios para su comercialización”.

En Colombia, el uso de Cannabis como ingrediente en este tipo de productos ya cuenta con lineamientos claros por parte de la Autoridad Colombiana para su comercialización, y a la fecha existen más de 300 notificaciones sanitarias otorgadas por el INVIMA para cosméticos con Cannabis. Sin embargo, se están adelantando reuniones entre las Autoridades de la Comunidad Andina con el fin de generar un entendimiento armonizado sobre el uso de este ingrediente en cosméticos.

Paola Becvar, Senior Manager – Global Regulatory Affairs de Edgewell PC y Co- Chair del Comité de Latinoamérica de PCPC (Personal Care Products Council de los Estados Unidos) mencionó que “en los Estados Unidos, el Cannabis industrial (Hemp o Cáñamo) es legal a nivel federal desde diciembre de 2018”. Agregó también que 33 estados ya publicaron o se encuentran en proceso de aprobar regulación que aprueba el uso de cannabis en productos de uso medicinal.

Finalmente señaló que la FDA continúa investigando el uso de ingredientes derivados de cannabis en todos los productos que se encuentran bajo su ámbito (con énfasis en alimentos, suplementos alimenticios y productos farmacéuticos) con el objetivo de emitir políticas y plataformas regulatorias al respecto.

Hay quienes consideran el Cannabis como un súper ingrediente que el consumidor supo indentificar debido a sus múltiples propiedades, y que la industria colocó en sus prioridades para los próximos años.

En América Latina, si bien la regulación aún no está lista en todos los casos para un pronto aterrizaje de cosméticos con Cannabis, el marco regulatorio aplicable a este tipo de productos se prepara para dar un paso adelante, informó el CASIC en un comunicado.

El cannabis se utiliza desde hace miles de años: hay constancia de su uso para el tratamiento del reumatismo, la gripe y el paludismo en los tratados médicos chinos de 2700 A.C. En el antiguo Egipto, varios papiros describen la administración de preparados a base de la planta en el alivio de diversas dolencias. Fue introducido en Europa en el siglo XIII y hasta el siglo XIX el Cannabis fue uno de los preparados usados habitualmente en medicina como anticonvulsivo, analgésico, ansiolítico y antiemético.

Noticia anterior

Médicos españoles consiguieron salvar la vida a una mujer británica que estuvo más de seis horas en paro cardíaco

Noticia siguiente

Teñirse el cabello tendría relación con la aparición del cáncer de mama