Daniel Arroyo: la desnutrición de los niños wichis es por el agua en mal estado

Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social de la Nación, reconoció como una “situación muy grave” la que se registra en el norte de la provincia de Salta ante los casos de muertes por desnutrición, e informó que “ya hay equipos del Ministerio trabajando en la zona junto al Ejército” para enfrentar los problemas.

“La situación es muy grave, de verdad. Fallecieron niños de la comunidad Wichi, hay otros internados. El problema es el agua, entre otros”, dijo Arroyo en declaraciones a radio Futurock.

“El problema es el agua -insistió Arroyo- y como los chicos toman agua en mal estado, terminan teniendo diarrea, terminan teniendo deshidratación, y a partir de ahí viene el problema de la desnutrición”. El funcionario identificó en la falta de agua potable uno de los grandes factores de las enfermedades.

“La falta de agua potable genera un problema muy serio de salud y además (esas comunidades) están muy alejadas de cualquier centro de salud y la ambulancia esta rota”, expresó.

Como los chicos toman agua en mal estado, terminan teniendo diarrea, terminan teniendo deshidratación, y a partir de ahí viene el problema de la desnutrición

En ese sentido Arroyo explicó que “ya estamos trabajando en la zona, trabajamos en conjunto, hay un equipo del Ministerio (de Desarrollo Social) trabajando en el lugar. El Ejército esta llevando agua potable a las comunidades y estamos haciendo un rastrillaje, por eso sabemos que son 20 chicos los internados”.

“Tenemos que resolver el tema del agua en la zona que es el tema estructural”, sostuvo el funcionario.

En los últimos días se registraron varias muertes de niños por desnutrición en el norte salteño.

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, declaró esta semana la emergencia sociosanitaria en los departamentos de San Martín, Rivadavia y Orán, luego de que se registrara el fallecimiento de al menos seis niños por desnutrición y el agravamiento de la salud de otros diez menores de edad, que permanecen en situación de riesgo.

La medida tiene una vigencia de 180 días y apunta a cubrir las necesidades de alimentación, salud y agua segura de los pobladores del norte provincial, confirmó Sáenz en conferencia de prensa.

Noticia anterior

La ANMAT prohibió una yerba por tener bacterias que causan envenenamiento

Noticia siguiente

Obstetricia del Castro Rendón ya funciona con normalidad