Noticias

Día de la Mujer Rural: lecheras, tamberas y queseras intercambiaron experiencias

En una jornada que se desarrolló en Huinganco, productoras grandes y pequeñas de Neuquén se vincularon con otras de Buenos Aires y Santa Fe, para intercambiar conocimientos en los quehaceres que las unen.

Camino a la celebración del día de la Mujer Rural, la subsecretaría de Producción organizó un encuentro en Huinganco donde se realizó una vinculación con la organización Mujeres Rurales Argentinas. Las referentes de la misma, provenientes de distintos puntos del país, se dieron cita en la provincia para mostrar las experiencia de dos productoras de Santa Fe y una de la provincia de Buenos Aires.

Previo al encuentro de intercambio, las visitantes, junto con equipo de la subsecretaría de Producción, visitaron los establecimientos de Leónides Morales, en el paraje Los Carrizos y Lucía Guerrero, del paraje Pailaleche, ambas elaboradoras de quesos.

El ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi, cerró el encuentro y señaló que “para nosotros el trabajo diario es mujeres con hombres, trabajando para la igualdad, y si bien está claro por qué trabajamos el género, nos parece importante señalar esto y poner en valor a la mujer rural para nuestra sociedad y para la actividad productiva de Neuquén”.

Sostuvo que “creo que es muy bueno este intercambio y poder contar hoy con herramientas para acompañarlas y facilitarles la tarea”. También, destacó el trabajo de las subsecretarias (de Producción y de Industria), su pares en el organismo, y la gerenta de Centro PyME ADENEU, “con quienes trabajamos e intercambiando de una manera igualitaria que no es frecuente en muchos lugares”, afirmó.

Asimismo, López Raggi, remarcó que “el ancla de la ruralidad en Neuquén son las mujeres, que generan en sus ámbitos y en sus familias, las que se plantean los desafíos de generar las condiciones de vida para que sus hijos e hijas elijan quedarse en los lugares que ellas eligieron”.

Aseguró que “hemos acompañado con varias herramientas al sector” y agregó “como los proyectos de electrificación, proyectos de provisión de agua, entre otros, cuestiones que les facilitan la tarea principalmente a las mujeres”, agregó.

En tanto, la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag, explicó que “hace cinco años que ponemos en valor el día de la mujer rural, y empezamos a trabajar y visibilizar la tarea junto a otras áreas de gobierno para ir mejorar distintas cosas”. En función de los intercambios con las mujeres rurales de la provincia “empezamos a delinear cuales eran las líneas de trabajo, junto al Centro de Desarrollo Económico de la Mujer (Cedem) y el Centro PyME ADENEU, en torno a capacitaciones y fortalecimiento de actividades”, detalló.

Expresó que “en los talleres del año pasado se planteó la necesidad de acceso al financiamiento, que pudimos canalizar este año en distintas zonas con el Banco de la Provincia del Neuquén”. Puntualizó que “en el laboratorio de Biotecnologías de Campana Mahuida, se empezó a  trabajar en Mejoramiento Genético, en el marco del programa de lechería y acá en el norte fuimos viendo la importancia de la actividad, y avanzamos en el mejoramiento de salas de ordeñe, genética, y la entrega de ordeñadoras. En esta línea de acciones también fue que descubrimos a mujeres rurales argentinas y firmamos un convenio de colaboración mutua, marco en el que se dio este intercambio”.

“Involucramos a los gobiernos locales, articulando con ellos, y con instituciones y organizaciones de base, trabajo que es un devenir de todos estos años de acciones”, agregó.

Por su parte, la presidenta de Mujeres Rurales argentinas, Patricia Gorza, explicó que la organización “nuclea a mujeres de todo el país, y es una institución que lucha por los derechos de las mujeres en la ruralidad, por encontrarnos, conocernos, llevar adelante el valor que tenemos en cada uno de nuestros trabajos, poder visibilizarlo”.

Remarcó que “transitamos el camino de conocernos entre distintas, porque cuando empezamos a hablar encontramos puntos comunes, a todas nos pasa lo mismo, tenemos problemas, situaciones y sueños en común”.

Por último, afirmó que “un intercambio como este, la recibida, el trabajar con libertad no pasa comúnmente en el resto del país”. Expresó sobre el encuentro que “fue muy movilizador, nos vamos con mucho por transmitir al resto de las mujeres que nos acompañan en la organización”.

Experiencias

Entre las mujeres rurales que visitaron la región estuvo Claudia Gerlero, del paraje Boliche Soto (Bernardo de Irigoyen, provincia de Santa Fe), de 52 años. Dentro de la empresa agropecuaria familiar se desempeña como encargada de tambo. “Hace 32 años que me dedico a trabajar en la actividad tambera”, confió.

Por su parte, Lidia Sánchez de 42 años, mamá de cuatro hijos, es tambera hace 19 años y vino de Esperanza, provincia de Santa Fe. Trabaja en un tambo que produce 3.500 litros de leche diarios y estudia para recibirse de técnica en producción primaria en lechería. Atiende la crianza de los terneros, pre parto y todo lo referente a las anotaciones del día a día. “Me gusta mucho capacitarme, siento que así ayudo un poco más a complementar mi trabajo y a que crezca el tambo”, señaló. Resaltó que desea “que el mundo sepa lo que hacemos y como la luchamos día a día” y se esperanzo en que sus hijos “hagan crecer la cadena”.

En tanto, Liliana Oustry, contó que  vive en Pigüé, en el sudoeste de la provincia de Buenos Aires, y es hija de productores agropecuarios. “Sabemos lo que es remar en la provincia de Bs As”, dijo. La productora, de 52 años, es titular de El Balcón del Arroyo, que es un tambo donde se fábrica quesos y trabaja turismo Rural.

Su rol en la empresa es la dirección general, y está a cargo de la organización, desarrollo de productos y promoción. Es Geógrafa de Profesión, y también trabaja en la Agencia de Extensión Rural de INTA en la localidad. “El campo me atravesó siempre”, dijo, “El queso es un hilo rojo en mi vida, que va atando una historia de amor y el proyecto del Balcón del Arroyo”, exprsó.

Por otra parte, varias mujeres rurales neuquinas contaron sus recetas y experiencias de producciones a menor escala, pero que sirvieron de inicio para nutrirse de otras experiencias y herramientas.

Entrega de ordeñadoras

En el encuentro se entregaron dos ordeñadoras a productoras neuquinas. Una fue para Yolanda Cares de los Riscos Bayos, y la otra para Glenda Reta, de Rincón de los Sauces. Las herramientas se obtuvieron a través de la articulación con la subsecretaría de las Mujeres y la Fundación de Estudios Patagónicos, cuyo titular, Pablo Noguez, contó que uno de sus ejes de trabajo comprende la línea “Patagonia emprende”, para apuntalar y fortalecer emprendimientos como los de ellas.

“El 85 por ciento de los emprendimientos que acompañamos están encabezados por mujeres”, indicó e hizo hincapié en “la formación y capacitación, el asociativismo, que fueron conceptos que surgieron en el encuentro, cuestiones que son también nuestros pilares y para las que trabajamos por ejemplo con un ciclo formativo en vinculación con la Universidad Nacional del Comahue”. Destacó que “dentro de nuestra fuente de financiamiento, las ordeñadoras pudieron canalizarse con el apoyo de Desarrollo Social de nación y otros organismos locales”.

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba