Noticias

Día del médico: «Nada que festejar» dicen los profesionales de la salud

Este 3 de diciembre se celebra el Día Nacional del Médico y el Día Panamericano del Médico, establecido por la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

La fecha fue elegida en honor al Dr. Carlos Finlay, nacido en Cuba el 3 de diciembre de 1833. Este médico dedicó años a buscar la causa de la fiebre amarilla, y en 1881 afirmó que la enfermedad era transmitida por el mosquito Aedes aegypti, el mismo que en la actualidad transmite los virus que producen Zika, Dengue y Chikunguya.

Todo ese esfuerzo salvó millones de vidas. Ese espíritu pionero e innovador es el mismo que impulsa a Roche a buscar soluciones para mejorar la vida de las personas. El hallazgo de medicamentos requiere también de un esfuerzo continuo.

Pero los trabajadores de la salud, los que estuvieron en la primera línea desde el inicio de la pandemia sienten que no tienen nada que festejar, se encuentran agotados y con malos salarios. Y así lo hicieron saber con una carta abierta:

 

3 de diciembre

Día del Médico

                                                                          Nada que Festejar

El coronavirus desnudó ante la sociedad la debilidad del Sistema Sanitario y nuestra precaria situación laboral. En nueve meses se infectaron más de mil médicos y perdimos decenas de colegas y compañeros, enfermeros, técnicos y profesionales como consecuencia de la pandemia, pero también por la ineptitud y las deficiencias del propio sistema.

En la celebración de nuestro día

  • Exigimos a las autoridades y a los políticos que con nuestra participación diseñen una Política de Estado en Salud, que termine para siempre con el desfinanciamiento crónico del sector, la judicialización abusiva, la improvisación permanente y la vergonzosa inequidad.
  • Pedimos a los gobiernos, a los grandes sanatorios, prepagas, obras sociales y laboratorios farmacéuticos que no gasten su dinero en solicitadas y anuncios de felicitación. Preferimos que lo destinen a mejorar nuestras condiciones de trabajo, nuestros magros salarios y a proveernos de los elementos necesarios y adecuados para nuestra protección personal.
  • Sentimos un profundo repudio por las políticas públicas que durante décadas llevaron a nuestra sociedad a sus mayores índices de pobreza, indigencia y desigualdad y por lo tanto a más enfermedad, sumergiéndonos en el atraso.
  • Valoramos los aplausos espontáneos de la gente, pero más valoramos a quienes siguen las normas de distanciamiento social y protocolos sanitarios porque al cuidarse, nos cuidan.
  • Agradecemos a nuestras familias por el aguante y les pedimos disculpas por nuestras ausencias, por los riesgos de la convivencia y por aportar salarios que a veces están por debajo de la línea de pobreza.
  • Declaramos que esta profesión de ser médico se ejerce solo por una fuerte vocación de servicio. Que no somos héroes, pero tampoco esclavos. Que siempre vamos a denunciar la inequidad, la injusticia y todo lo que ponga en riesgo la salud de la gente y la libertad de nuestro ejercicio profesional. Es la base de nuestro juramento.

Por todas estas razones decimos que hoy celebramos nuestro día en soledad, con nada para festejar, pero unidos en la convicción y la protesta.

 

Confederación Médica de la Republica Argentina (COMRA)

COPAC, Cutral Co y Plaza Huincul.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba