Noticias

Día Mundial del Riñón: saber para prevenir

La enfermedad renal crónica produce la insuficiencia renal de por vida y lleva a los pacientes a realizar terapias de sustitución renal, como diálisis, o la necesidad de un trasplante de riñón.

Cada segundo jueves de marzo se celebra el Día Mundial del Riñón con el fin de generar conciencia sobre la importancia de la salud renal y para reducir la frecuencia y el impacto de la enfermedad renal y sus problemas asociados de salud.

La enfermedad renal crónica (ERC) es una de las principales consecuencias de distintas patologías, como la diabetes. La buena noticia es que se puede prevenir.

Para la región de las Américas, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) detalló que en 2019 las enfermedades renales “fueron responsables de 254.028 defunciones” y estimó que causa 15,6 muertes cada 100.000 habitantes. En Argentina, de acuerdo con la Segunda Encuesta Nacional de Nutrición y Salud del Ministerio de Salud de la Nación, se estima que más de cuatro millones de personas, es decir 1 de cada 8 habitantes, presentan enfermedad renal crónica, lo que arroja una prevalencia de alrededor del 12,7%.

La enfermedad renal crónica, una afección caracterizada por la pérdida gradual de la función renal, representa un desafío significativo para la salud pública global. Esta condición, que también se conoce como insuficiencia renal crónica, puede llevar a una peligrosa acumulación de fluidos, electrolitos y desechos en el cuerpo debido a la incapacidad de los riñones para filtrar adecuadamente la sangre.

 

Día Mundial del Riñón: hábitos fundamentales para preservar la salud renal

  • Realizar actividad física.
  • Mantener control regular de los niveles de azúcar en sangre y presión arterial.
  • Sostener una alimentación saludable, evitar alimentos procesados y mantener una buena hidratación.
  • Controlar el peso.
  • Reducir el uso de sal.
  • No fumar.
  • Evitar la automedicación.
  • Hacer chequeos renales ante uno o más factores de riesgo. Estos son: Presión arterial alta; Diabetes; Obesidad; Inflamación de vejiga o infecciones urinarias.

La enfermedad renal crónica produce la insuficiencia renal de por vida y lleva a los pacientes a realizar terapias de sustitución renal, como diálisis, o la necesidad de un trasplante de riñón. De no ser tratada, la insuficiencia renal es mortal. En este sentido, ante cualquier síntoma o problema, se recomienda asistir de inmediato a un profesional de la salud y evitar la automedicación.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba