El Día Mundial de la Salud Mental, dedicado al suicidio

Según la OMS, “cada 40 segundos se produce un suicidio y cada año cerca de 800.000 personas fallecen por esta causa. Por cada suicidio hay 20 intentos fallidos. Cada uno es una tragedia que afecta a una familia, a una comunidad o a todo un país y que tiene consecuencias duraderas en las personas cercanas a la víctima. El suicidio atraviesa a todas las edades y es la segunda causa de defunción entre los jóvenes de 15 a 29 años”.

En mayo de este año, Unicerf dio a conocer el informe “El suicidio en la adolescencia. Situación en la Argentina”. En el trabajo se alerta sobre la particular situación del fenómeno en la población adolescente: “Los suicidios constituyen la segunda causa de muerte en la franja de 10 a 19 años. En el grupo de 15 a 19 años, la mortalidad es más elevada, alcanzando una tasa de 12,7 suicidios cada 100.000 habitantes, siendo la tasa en los varones 18,2 y en las mujeres 5,9”.

Según datos del ex ministerio de Salud de la Nación, desde principios de la década de 1990 hasta la actualidad, la mortalidad por suicidio en adolescentes se triplicó considerando el conjunto del país. Otro indicador elocuente es el que señala que en adolescentes, el suicidio es la segunda causa de muerte después de los accidentes de tránsito.

“El suicidio puede afectar a cualquier persona, en cualquier lugar. Contrariamente a la creencia popular, el suicidio no es sólo un problema de los países de ingresos altos. De hecho, casi el 80 por ciento de los suicidios ocurren en países de ingresos bajos y medianos, donde escasean los recursos para detectar y apoyar a las personas que necesitan ayuda. Es imperativo es fortalecer la salud mental y los sistemas de atención, porque por cada suicidio hay 20 intentos fallidos, y afortunadamente los suicidios se pueden prevenir”, consideró Dévora Kestel, la psicóloga argentina que dirige el departamento de Salud Mental y Abuso de Sustancias de la OMS.

Noticia anterior

10 de Octubre – Día de la Salud Mental

Noticia siguiente

Personal de la ETON fue vacunado contra el sarampión