El ministerio de salud argentino sigue subestimando la epidemia de coronavirus

«Al día de hoy, no tenemos registrados casos confirmadas en el país, motivo por el cual los esfuerzos están dirigidos a la detección temprana de casos sospechosos para su estudio oportuno, confirmarlos o descartarlos, brindar tratamiento adecuado y tomar medidas de control de los contactos cercanos», refiere el Ministerio de Salud de la Nación.

En este sentido, y en relación a países que han reportado un aumento de casos confirmados del virus, como Italia y considerando que Argentina tiene vuelos directos desde ese país, se comenzaron a implementar acciones adicionales en estos vuelos, que arriban unicamente al aeropuerto internacional Ministro Pistarini de Ezeiza.

Se trata de medidas adicionales a las implementadas por el país desde mediados de enero y comenzaron el martes 25 de febrero con el arribo del primer vuelo de Italia.

Con el objetivo detectar viajeros con síntomas que pudieran haber estado en contacto con casos, se elaboraron las siguientes recomendaciones para asegurar la atención y el cuidado de todos ciudadanos nacionales y extranjeros:

  • Todos los pasajeros que lleguen en vuelos directos de Italia serán entrevistados, en una posición remota por agentes sanitarios de la Dirección Nacional de Sanidad de Frontera. Esta acción se llevará a cabo, dentro del mismo avión y deberán completar la declaración jurada de salud del viajero.
  • Cada pasajero también se comprometerá a través de la declaración jurada de salud a reportar síntomas en el caso de que los mismos se desarrollen con posterioridad al ingreso al país.

  • Todos los pasajeros contarán con la seguridad que ante la eventualidad de detectarse un caso durante o luego del ingreso, el Ministerio de Salud de la Nación podrá ubicarlos para evaluarlos y prestarles el debido cuidado.
  • De haber un pasajero que cumpla con la definición de caso sospechoso se actuará conforme protocolo ya establecido oportunamente, que implica aislamiento del paciente, su derivación inmediata para su atención en función de las recomendaciones vigentes.

 

Pasajeros argentinos del Crucero Westerdam Cruis Ship

El día 17 de febrero el Ministerio de Salud de la Nación recibió la comunicación desde Organización Panamericana de la Salud – Organización Mundial de la Salud acerca de 5 ciudadanos argentinos (4 pasajeros y 1 tripulante), que viajaron en el Crucero Westerdam Cruis Ship, el cual reportó un caso confirmado de COVID-19. Una mujer de 83 años, residente de EEUU (el caso fue detectado posteriormente al desembarco de los pasajeros).

El crucero partió de China el 1 de febrero y fue denegado su desembarco en diferentes puertos (por presencia de casos sospechosos de COVID-19 cuyos resultados fueron negativos en el crucero), anclando finalmente en Camboya y autorizando el desembarco de los más de 1400 pasajeros y 800 tripulantes el 14 de febrero.

Los residentes argentinos viajaron desde el aeropuerto de Camboya vía Qatar, arribando al país el 15 de febrero.

Desde el 17 de febrero, cuando se recibe la notificación del caso confirmado en Malasia, teniendo en cuenta que la situación se clasifica como de riesgo moderado, se informa a las jurisdicciones y se inicia un trabajo en conjunto con la Provincia de Buenos Aires y CABA para contactar a los pasajeros. Se verificó que los mismos se encontraban asintomáticos.

Dos de los pasajeros residen en la Ciudad de La Plata y dos en Ciudad de Buenos Aires, a los cuales se les indicó aislamiento domiciliario estricto, con contacto diario por parte de las autoridades sanitarias para evaluar el estado clínico de los mismos y reporte inmediato en caso de presentar síntomas.

El día 18 de febrero, ante la indicación de aislamiento domiciliario, tomamos conocimiento de que uno de los contactos, se negaba a cumplirlo. En este marco, se confeccionó un consentimiento informado (evaluado por la Dirección Técnico Legal de la Provincia de Buenos Aires), en donde se explicó acerca de la importancia del aislamiento, tanto para su salud como para la salud pública y ante la firma del mismo (realizada por el Secretario de Salud de la jurisdicción), la persona se comprometió a cumplir con las recomendaciones dadas por la autoridad sanitaria.

El paciente se encuentra asilado y con seguimiento telefónico por parte de las autoridades sanitarias de la jurisdicción. El día 26 de febrero se realizará PCR a los 4 ciudadanos, para poder concluir el día 28, los 14 días de aislamiento en caso que se confirme el resultado negativo.

Noticia anterior

Buenos Aires comenzó a repartir las vacunas contra la meningitis

Noticia siguiente

Coronavirus: la alarma ya es mundial y afecta al turismo y los mercados