Noticias

El mosquito del dengue aún no se ha establecido en la capital neuquina

Para prevenir que el mosquito transmisor del dengue se instale en la provincia, es fundamental evitar los criaderos de mosquitos en tu casa y alrededores. Actualmente no hay casos autóctonos de dengue.

“Es necesario comprender el papel fundamental que tenemos todas las personas a nivel individual y colectivo para evitar que el mosquito del dengue complete su ciclo de vida”, señaló Horacio Trappassi, referente de la Dirección de Salud Ambiental y Cambio Climático, al dar a conocer recomendaciones para prevenir que el Aedes aegypti se instale en la provincia.

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura de mosquitos infectados. Cuando el mosquito se alimenta con sangre de una persona enferma de dengue y luego pica a otras personas les transmite esta enfermedad. El contagio nunca es de una persona a otra, ni a través de objetos o de la leche materna.

En lo que va de este año no hubo casos registrados de esta enfermedad en la provincia. Sin embargo, en 2023 se notificaron y estudiaron 44 casos de dengue en residentes, de los cuales 19 resultaron positivos.

Ningún caso fue autóctono. Todos resultaron importados, constatándose el antecedente epidemiológico de viaje a zonas endémicas con circulación viral sostenida (Buenos Aires, Chaco, Corrientes, Jujuy, Salta, Santiago de Estero y Tucumán).

En Neuquén, todas las personas cursaron la enfermedad satisfactoriamente sin complicaciones y no se registraron fallecidos.

Asimismo, se confirmaron en el Sistema de Salud cuatro personas (con residencia en otras jurisdicciones), que cursaron la enfermedad satisfactoriamente sin complicaciones en esta provincia.

Prevención en casa

Aedes aegypti es un insecto pequeño, con rayas blancas y negras en sus patas y abdomen. Todas las etapas del ciclo de vida -huevo, larva, pupa y adulto- transcurren en el entorno domiciliario y urbano en lugares que pueden acumular agua. Estos recipientes son usados como criaderos donde encuentran las condiciones necesarias para asegurar su adaptación y supervivencia. Por este motivo, es fundamental evitar los criaderos en tu casa y alrededores para impedir que el mosquito transmisor del dengue se instale en la provincia del Neuquén.

Trappassi remarcó que “es esencial vaciar todo tipo de recipiente que acumule agua para evitar su propagación, porque su reproducción únicamente puede desarrollarse en el agua. Allí consiguen alimento, refugio y condiciones favorables para asegurar su supervivencia”.

Monitoreo

Para monitorear la situación entomo-epidemiológica de los mosquitos, desde hace varios años se coordinan acciones de vigilancia. Están orientadas a la recolección y registro sistemático de información sobre las poblaciones de insectos vectores, así como la identificación y evaluación de potenciales criaderos de mosquitos, su eliminación y saneamiento.

De acuerdo a estos estudios se evidenció que el mosquito transmisor del dengue pudo reproducirse en la ciudad de Neuquén, pero hasta el momento no se puede asegurar que esté establecido como parte de la fauna local.

El ciclo de vida del mosquito transmisor del dengue comienza cuando la hembra pone los huevos, luego pasa a ser larva, pupa y adulto, eso se completa entre 7 a 10 días; los mosquitos adultos generalmente viven de 30 a 45 días.

Recomendaciones

Entre las principales recomendaciones a tener en cuenta dentro y fuera de la vivienda están:

  • Eliminar los recipientes en desuso que puedan acumular agua como latas, botellas, neumáticos, etc.
  • Dar vuelta, tapar o resguardar los objetos útiles que pueden acumular agua de lluvia o riego (baldes, palanganas, tambores, juguetes, etc.)
  • Mantener los patios y jardines desmalezados.
  • Destapar canaletas y desagües de lluvia.
  • Mantener tapados los tanques.
  • Cambiar el agua de bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia, y no olvidar limpiar correctamente estos recipientes.

Si se presentan síntomas compatibles con la enfermedad (fiebre acompañada de dolor detrás de los ojos, de cabeza, muscular y de articulaciones; náuseas y vómitos; entre otros) y el antecedente de viaje a un lugar con circulación viral, es preciso realizar una consulta médica. No hay que automedicarse, tomar aspirinas e ibuprofeno ni aplicarse medicamentos inyectables.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba