Noticias

El pasaporte sanitario impulsa la inmunización entre los reacios a las vacunas

el pasaporte sanitario impulsa la inmunización entre los reacios a las vacunas

Mientras avanza la variante Ómicron, desde Francia a Alemania, se ha reforzado el uso habitual, como en muchos otros países de Europa, del código digital QR de su certificado COVID-19 para poder entrar en restaurantes, cines, teatros, museos y otros espacios cerrados. Incluso, en países como Italia, el documento puede ser requerido para ingresar al trabajo.

Un estudio publicado en la revista The Lancet Public Health ha concluido que los certificados COVID-19 pueden aumentar la adopción de la vacuna contra el coronavirus en países con una cobertura de inmunización menor.

Según el estudio, los certificados COVID han provocado un aumento de la vacunación 20 días antes, con un efecto duradero hasta 40 días después de su introducción en países con una cobertura de vacunación inferior a la media de los países analizados.

Si bien ya son muchos los países que exigen este tipo de certificados, que confirman prueba de pauta completa de vacunación, test diagnóstico negativo de la enfermedad o haber pasado por la infección, para poder acceder a determinados eventos y locales públicos, hasta ahora no había evidencia científica sobre su papel para impulsar la vacunación.

Las evaluaciones demostraron que en los países donde las tasas de vacunación eran previamente bajas, la introducción del “green pass” se relaciona con un aumento significativo en el número de dosis administradas.

Entre los datos, por ejemplo, en Israel se produjo un incremento de 243.151 de aplicaciones (teniendo en cuenta lo sucedido desde 20 días antes de la implantación de la medida a 40 días después); 127.823 en Francia; de 64.952 en Suiza y de 66.382 en Italia.

Contrariamente, en Alemania y Dinamarca, donde las tasas o umbral de vacunación eran más altas antes de exigir los pasaportes Covid, no se produjo un incremento significativo de la vacunación.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba