Noticias

Emiten recomendaciones para la temporada estival

Tanto en primavera como verano es importante mantenerse hidratado, consumir frutas y verduras, no exponerse al sol sin protección, y evitar las bebidas alcohólicas.

Durante todo el año, pero principalmente en la época estival, el calor puede producir efectos perjudiciales para la salud de las personas, sobre todo en bebés, niños y niñas, adultos y adultas mayores, y personas con enfermedades crónicas. Por ese motivo, el ministerio de Salud de la provincia recuerda que para evitar estos efectos es recomendable protegerse del sol, tomar agua, alimentarse adecuadamente, reconocer un golpe de calor y tener precaución al realizar actividades acuáticas.

Frente al comienzo de días más largos y calurosos se sugiere consumir abundante agua, evitar las bebidas alcohólicas y la cafeína, ingerir frutas y verduras bien lavadas, y ampliar la frecuencia de la lactancia para las y los bebés para así prevenir cuadros de deshidratación.

Asimismo, se aconseja no exponerse al sol directo entre las 10 y las 16, permanecer en lugares ventilados y frescos, y utilizar protector solar (factor 50) aplicado al menos media hora antes de la exposición.

Es importante recordar que las personas mayores y las niñas y los niños son muy vulnerables al calor. Por ello, para evitar un golpe de calor hay que prestar atención a los siguientes signos o síntomas: temperatura corporal elevada, aceleración del pulso, dolor de cabeza, piel enrojecida caliente y seca (sin sudor), náuseas o mareos.

En caso de una situación de urgencia o emergencia es necesario llamar al número teléfono gratuito 107, llevar a la persona afectada a un lugar fresco a la sombra, y enfriar su cuerpo con agua para bajar la temperatura.

Vale destacar que, en la capital neuquina, el pasado 1 de diciembre comenzó el operativo de seguridad balnearia para la temporada verano 2021/2022, de 8 a 24, hasta el 31 de marzo. El mismo involucra a más de 200 personas para brindar seguridad a los y las bañistas que se acerquen a la zona ribereña de los ríos Neuquén y Limay.

Además se recuerda que para disfrutar del aire libre hay que utilizar protector solar durante todo el año, (no solo durante el verano), gorra y anteojos. Cabe aclarar que la exposición solar, a través de las radiaciones ultravioletas (UV), puede producir graves daños en la piel. Algunas lesiones pueden aparecer en forma inmediata, como quemaduras y ampollas; otras, como manchas, envejecimiento prematuro de la piel y hasta cáncer de piel, pueden presentarse a lo largo de los años, ya que los efectos nocivos de las radiaciones se acumulan en el tiempo. Si se detectan cambios en la piel es necesario un control dermatológico para la detección temprana de lesiones.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba