Samuel García

ETIQUETADO FRONTAL – TODO LO QUE TENES QUE SABER

 

De acuerdo al Comité de Alimentación Saludable de la Provincia de Neuquén (CASP) la alimentación saludable es un factor esencial para que nuestro organismo funcione de manera adecuada.

ALIMENTACIÓN SALUDABLE, es el tipo de alimentación que proporciona la combinación adecuada de energía y nutrientes, a través del consumo de diferentes grupos de alimentos en suficiente cantidad y calidad. Siendo apetecible, aceptada culturalmente y accesible. Si queres ver la definición completa https://bit.ly/3RVPs6L

LEY NACIONAL N°27642

PROMOCION DE ALIMENTACION SALUDABLE

Adhesión Provincial Ley N°3351

La ley busca promover una alimentación saludable, al brindar información nutricional de manera simple, clara y sencilla en los paquetes de alimentos y bebidas sin alcohol envasadas. De esta forma, los consumidores pueden identificar de forma rápida los productos que tiene exceso en azúcares, grasas totales, grasas saturadas, sodio y calorías a través de sellos de advertencia y así, mejorar sus elecciones.

Asimismo, también identifica aquellos productos que contienen cafeína y/o edulcorantes a través de leyendas precautorias.

Cuáles son los productos que pueden tener sellos? y ¿Cuáles quedan exentos?

El etiquetado frontal se aplica a los alimentos y bebidas no alcohólicas que tienen las siguientes características:

• Estén elaborados y envasados en ausencia del cliente.

• Tengan agregado de azúcares, grasas y/o sodio como ingredientes o como parte de otros ingredientes.

• Las cantidades de azúcares añadidos, grasas totales, grasas saturadas, sodio y/o calorías en el producto listo para el consumo sean iguales o superiores a los límites establecidos (definidos por el sistema de perfil de nutrientes de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Del mismo modo, todos aquellos alimentos y bebidas no alcohólicas envasadas en ausencia del cliente que contengan edulcorantes y/o cafeína deben declarar las leyendas precautorias pertinentes.

Por su definición, el etiquetado no se aplica a los alimentos que se venden a granel en comercios ni tampoco a los que se compran o consumen en restaurantes, bares, etc.

Se encuentran exceptuados de tener sello de advertencia: el azúcar común, aceites vegetales, frutos secos y sal común de mesa. Como así También las fórmulas para lactantes, niños y niñas hasta los 36 meses de edad, alimentos para propósitos médicos específicos, suplementos dietarios, alimentos que no hayan sido añadidos de nutrientes críticos en su elaboración. Ningún alimento fresco tendrá etiquetado frontal (ni las frutas, ni verduras, carnes, aunque estén congeladas).

La información completa puede verse en la caja o bolsa en donde se envasan estas unidades.



TE EXPLICAMOS COMO USAR LOS SELLOS

Comparar entre alimentos del mismo grupo.

La clave es comparar la cantidad de sellos en productos del mismo tipo. Que una gaseosa tenga menos sellos que un paquete de galletitas, no la hace más saludable. Entonces, lo ideal es comparar galletitas con galletitas, gaseosa con gaseosa o yogur con yogur, y luego elegir, dentro de cada grupo, el que menos sellos tenga. El etiquetado frontal es clave para fomentar la alimentación saludable desde la niñez. ¡¡¡¡¡Información clara para decidir!!!!!

Por lo tanto, es esencial acostumbrarse de a poco a usar las advertencias como una primera señal, pero no quedarnos ahí. Debemos informarnos bien, leyendo con atención la Información Nutricional y el listado de ingredientes.

El etiquetado frontal ha generado que la industria alimentaria reformule sus productos, ofertando productos menos nocivos para la salud.

Identificar si el producto tiene leyendas precautorias para el consumo infantil.

Además de los sellos negros octagonales, los productos pueden traer en la parte frontal del empaque una leyenda precautoria si contiene cafeína o edulcorantes añadidos.

Estas leyendas indican que el producto no es recomendado para que niñas y niños los consuman ya que mantienen el gusto por sabores extremadamente dulces y su consumo se ha asociado con efectos adversos para la salud.


Comparar la composición química en la parte posterior del envase

¿Qué pasa si los productos que estás comparando tienen los mismos sellos? Puedes distinguir fácilmente cuál de las opciones es más saludable si volteas el envase y revisas la Información Nutricional. Es en esta sección donde se especifica la cantidad exacta de calorías, azúcares añadidos, grasas saturadas, grasas trans, sodio, fibra, etc, por porción del producto.

 

El capítulo V del Código Alimentario Argentino (CAA) detalla la reglamentación para el rotulado de los alimentos envasados. Establece que debe contener la siguiente información: Denominación de venta – Ingredientes – Contenido neto – Origen – Lote – Vencimiento/Duración – Preparación o instrucciones de uso – Información nutricional.

Recorda que si el producto advierte un exceso ¡lo tendrá siempre! Independientemente de la cantidad que consumas.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba