Gobierno declaró cuarentena obligatoria en el todo el país

 

La medida comienza a medianoche y se extenderá hasta fin de mes. “A partir de las 0 horas comienza un aislamiento social preventivo y obligatorio”.

El presidente, Alberto Fernández, declaró la cuarentena total desde medianoche y hasta el 31 de marzo por el avance del coronavirus que tiene ya 138 casos en el país. “A partir de las 0 horas comienza un aislamiento social preventivo y obligatorio”, anunció y advirtió que será “absolutamente inflexible” con los que violen la cuarentena.

“En toda la Argentina, a partir de las 0 de mañana, deberán someterse al aislamiento social preventivo y obligatorio todos los argentinos y las argentinas. Nadie puede moverse de su residencia”, dijo Fernández.

 

Serán acusadas de delito contra la salud pública aquellas personas que sean interceptadas fuera de sus casas sin causal. Se procederá a la detención y secuestro de vehículo si se mueve por esa vía.

“Estamos cuidando la salud de los argentinos. Dictamos esta medida pensando en que los efectos económicos sean lo menor posibles. Hasta las 0 del 31 de marzo. Adelantamos el feriado del 2 de abril para el 30 de marzo. Y declaramos el feriado puente para que todos nos quedemos en nuestras casas para evitar trasladar el virus de persona a persona”, agregó.

Tanto las Fuerzas Armadas federales como las policías provinciales y locales serán las encargadas de controlar el cumplimiento del aislamiento.

A través de un anuncio televisivo, el Presidente aclaró que las personas podrán salir únicamente para “hacer lo necesario para su vida habitual” y explicó que se podrá asistir a los “negocios de cercanía abiertos, a los almacenes, a los supermercados, a hacer compras en negocios de cercanías, como ferreterías y farmacias”.

La norma tiene excepciones: sanidad, fuerzas armadas, trabajadores petroleros, producción de alimentos, farmacias y otras.

Noticia anterior

Gobierno confirma 31 nuevos casos, uno de ellos es de Río Negro

Noticia siguiente

Servicios esenciales que garantizan la atención en Neuquén