Samuel García

HABITOS SALUDABLES, UNA CUESTION FAMILIAR

Promover un estilo de vida saludable en familia puede parecer una tarea compleja, tenemos que tener presente que empezar lentamente y con pequeños cambios en el estilo de vida dará buenos frutos pasado un tiempo.

Integrar nuevos hábitos a nuestra vida es importante porque es probable que estos permanezcan, incluso cuando ya muchos de los integrantes de la familia hayan formado sus propios hogares, procura que esos hábitos siempre busquen el bienestar y la salud de todos.  A continuación, te dejamos algunos hábitos sanos para promover en tu núcleo familiar.

Dieta saludable. Una buena alimentación es la base de la salud en general. Incluir frutas, verduras y alimentos nutritivos es esencial.

Actividad física. Destinar un tiempo para realizar actividad física en familia enseña la importancia de ejercitarse y hacer que esta práctica se convierta en una parte importante de la rutina.

Hidratación. Mantener una buena hidratación es fundamental para el estado óptimo del cuerpo, recorda tomar 8 vasos de agua al día.

Descanso adecuado. Sin importar la edad, dormir el tiempo suficiente es imprescindible para la recuperación del desgaste físico y mantener un buen desempeño intelectual.

Buena higiene personal. Inculcar buenos hábitos de higiene en la familia favorecerá de manera importante la salud de todos sus integrantes.

Evitar hábitos nocivos. Desde temprana edad es importante identificar aquellos hábitos que pueden convertirse en factores de riesgo para la salud.

Tiempo para la diversión. Cada día debe reservarse un tiempo para jugar y compartir en familia. Los fines de semana, es importante aprovechar muy bien ese tiempo para compartir.

Lectura cada noche. Leer un poco antes de dormir no solo potencia la imaginación, la concentración, la memoria y la capacidad de razonamiento, también ayuda a desarrollar la capacidad del lenguaje.

Recorda que cuando se trata de integrar nuevos hábitos es importante trabajar de manera consistente, de lo contrario, se dificultan oteriorizarlos y hacerlos parte del día a día.

¿COMO INTEGRAR ESTOS HABITOS A LA VIDA FAMILIAR?

Adoptar nuevos hábitos no es una tarea fácil, pero si introducimos las acciones de manera gradual en la rutina familiar, es muy probable que todos se adapten casi sin darse cuenta y la familia se mantenga saludable. Presta atención a las siguientes recomendaciones:

• Hacer partícipes a todos los integrantes de la familia de la elección del menú, la compra de los alimentos y la preparación de los mismos puede conllevar a que ellos se familiaricen con la alimentación saludable.

• Disfrutar cada día tiempo de calidad. El momento del desayuno o de la cena puede ser un buen espacio para hablar y compartir tiempo juntos.

• Propiciar actividades al aire libre se convierte en un hábito divertido y gratificante que se puede integrar fácilmente a la cotidianidad de la familia.

• Aprovechar el espacio de compartir diario para reforzar positivamente los valores es fundamental.

Integrar a todos los miembros de la familia a las actividades, hacer que todos se sientan como un equipo y trabajen juntos por el bienestar colectivo.

• Enseñar con el ejemplo, no se trata de imponer los hábitos en la familia.

Como ves, si cada integrante de la familia participa activamente y se siente valorado en las actividades familiares seguramente todos los cambios serán tomados de manera positiva. No lo pienses más y mejora los hábitos en tu entorno familiar.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba