Samuel García

INCORPORA EL HÁBITO DEL CEPILLADO ANTES DE QUE TERMINEN LAS VACACIONES

El cepillado dental es un hábito de higiene que debe incorporarse en niños y niñas desde su nacimiento. La higiene bucal debe formar parte de nuestras rutinas durante toda nuestra vida, el cuidado bucal es un componente fundamental en la salud integral de cada persona.


¿Por qué es importante crear el hábito desde pequeños?

Porque los hábitos se crean con mayor facilidad y eficacia en los primeros años de vida, desde que nacen debemos comenzar con la limpieza de la boca.  Así los y las bebés poco a poco van asimilando la necesidad de la higiene de su boca.

A qué edad empezar a hacerlo? ¿Lo deben hacer solos o supervisados por sus padres?

Desde que un bebe nace es recomendable limpiar sus encías al menos una vez al día, en un momento cómodo para la familia, puede ser cuando estén bañando al bebé.

Basta con realizar un masaje de encías con una gasa, un trapito limpio o un dedal de silicona, sin pasta dental. Estos masajes se deben realizar en toda la boca, una vez al día, todos los días. Además son muy útiles cuando comienzan a erupcionar los dientes, ya que este masaje ayuda a aliviar las molestias.

Cuando al niño o niña le empiezan a salir los dientes, en torno a los 6 meses de edad, debemos realizar la primera consulta con odontología. La odontóloga o el odontólogo van a asesorar a la mamá, papá o adulto responsable sobre los cuidados de higiene y alimentación para cuidar la salud bucal del niño, niña.

A partir del año de edad se puede comenzar a utilizar un cepillo dental pequeño y suave.

Recordar utilizar el cepillo seco y sin pasta dental. La pasta dental se puede incorporar según el gusto de cada niño, niña. A los  6 años se termina de organizar el reflejo para salivar o escupir, por lo que niños o niñas menores de dicha edad puedan rechazar la sensación de la espuma que se forma en la boca.  A esta edad se debe usar una pasta dental que contenga 1.450 partes por millón (ppm) de flúor.

Los adultos responsables, mamás, papás, deben colaborar con el cepillado de dientes de los niñas y niñas hasta los 8/9 años, al menos el cepillado de la noche que es el más importante de todos. Podemos también utilizar el hilo dental.

Cómo podemos hacer que niños y niñas adquieran el hábito de cepillado dental?

• Cepillarse juntos, los niños y niñas suelen imitar lo que hacen sus padres, así que, si te unes a ellos en el cepillado y el uso del hilo dental, es más probable que te sigan.

• Deja que elijan su cepillo de dientes, los niños suelen motivarse con algo tan sencillo como un cepillo de dientes nuevo y de colores.

• Los padres deben de ser constantes y apoyarlos, esta tarea nos requiere esfuerzo y paciencia.

• Se les debe dar la responsabilidad de hacerlo solos, nuestro objetivo es que sean autónomos, por eso hay que ir poco a poco dejándolos que se cepillen solos a partir de los 8/9 años de edad.

• Comenzar los controles odontológicos a partir de los 6 meses de vida y luego hacer visitas cada 6 meses. Tenemos que hacer controles en salud, esto ayuda a que se sientan más cómodos con la visita al dentista y que sea un momento agradable.

La única forma de hacer que tu hijo o hija vea imprescindible lavarse sus dientes es implantar este hábito desde muy pequeño. Si realizas esto todos los días y, además, cepillas tus dientes delante de él o ella, se convertirá en una rutina más, igual que dormir, comer o bañarse.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba