Intensifican prevención y lucha contra el mosquito que transmite el dengue en el norte argentino

Dos casos de dengue “importado” de Paraguay fueron registrados en los últimos diez días y las provincias limítrofes con ese país intensificaron las medidas preventivas y la vigilancia epidemiológica en la frontera, ya que la nación guaraní sufre un importante brote de esta enfermedad.

Se trata de una mujer que vive en el vecino país y que ingresó a Jujuy a fines de 2019 y de un hombre radicado en la ciudad entrerriana de Paraná que viajó a Paraguay.

En el primero de los casos, la paciente, oriunda de Asunción, ingresó el 29 de diciembre pasado al hospital de la localidad de La Mendieta, ubicada 47 kilómetros de San Salvador de Jujuy, “con fiebre de 38,5 grados, cefalea, mialgia, artralgia y dolor retro ocular”.

Mediante una prueba de laboratorio, los especialistas pudieron determinar que se trataba de la enfermedad que tiene como vector al mosquito Aedes aegypti.

Al respecto, el director de Sanidad de Jujuy, Omar Gutiérrez, indicó que “se realizó el bloqueo correspondiente para evitar la propagación” del virus.

En tanto, en Paraná se corroboró el caso de un hombre que había viajado a Paraguay y que regresó de allí con los característicos síntomas de dengue.

El vecino país se encuentra afectado por un grave brote de esta enfermedad, por lo que las autoridades sanitarias argentinas reforzaron las medidas preventivas y la vigilancia epidemiológica, clínica y de laboratorio, a fin de evitar un contagio masivo.

 

Ginés González García, encabezó ayer en Puerto Iguazú la primera reunión del año del Consejo Regional de Salud (CORESA) de las provincias del noreste con el objetivo de intensificar las acciones de prevención del dengue, control de focos y vigilancia epidemiológica.

“Este es un tema estacional muy importante y por eso decidimos venir aquí para intensificar un trabajo que ya venimos haciendo”, aseguró el ministro quien destacó el trabajo conjunto con las provincias en el desarrollo de políticas de salud.

Durante la reunión, los ministros de las provincias de Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones acordaron fortalecer la prevención del dengue a partir del trabajo en territorio orientado a la eliminación de los criaderos del mosquito Aedes aegypti que transmite el virus; la vigilancia epidemiológica, el control de los casos y las campañas de difusión para prevenir la enfermedad. Las provincias del noreste se caracterizan por el intercambio comercial y turístico con países limítrofes como Brasil y Paraguay y con otras provincias, y más aún durante las vacaciones de verano.

En ese sentido, subrayaron que, en caso de viajar a lugares de circulación del virus, es muy importante la aplicación de repelentes en las primeras horas de la mañana y al atardecer, ya que es cuando el mosquito Aedes aegypti ataca con más frecuencia.

A nivel local, remarcaron que para evitar la proliferación de estos vectores de dengue es clave evitar que haya lugares en los que se puedan reproducir: tirar los objetos que puedan acumular agua, cambiar el bebedero de animales al menos una vez por día, impedir la formación de charcos y mantener los patios limpios y desmalezados.

¿Qué es el dengue?

El dengue es una enfermedad viral transmitida por la picadura del mosquito Aedes aegypti: el contagio se produce cuando este vector se alimenta con sangre de una persona enferma y luego pica a otras personas.

Entre los principales síntomas se destacan fiebre alta sin resfrío; dolor detrás de los ojos, muscular y de las articulaciones; náuseas y vómitos; cansancio; sangrado de nariz, encías y erupciones en la piel.

Medidas para la prevención del dengue

Las tareas para evitar la enfermedad del dengue consisten en evitar que haya criaderos de mosquitos en las viviendas y alrededores a través de la eliminación de recipientes que no se usan y puedan acumular agua. También es importante dar vuelta los objetos que se encuentran en el exterior como baldes, palanganas y tambores; cambiar el agua de los bebederos de animales, colectores de desagües de aire acondicionado o lluvia; tapar los tanques y recipientes que se usan para recolectar agua; mantener los jardines desmalezados y limpiar las canaletas y desagües de los techos.

También se recomienda usar repelentes, vestir ropa clara que cubra los brazos y las piernas, especialmente durante las actividades al aire libre; colocar mosquiteros en puertas y ventanas; proteger cunas y cochecitos de bebés con telas mosquiteras y utilizar repelentes ambientales como tabletas y espirales.

Noticia anterior

Médicos: en Neuquén pueden inscribirse para ser residente por una semana

Noticia siguiente

Multa a la menstruación: los tampones vuelven a pagar impuestos para ingresar al país