Punto Saludable

LA IMPORTACIA DE LA SALUD DIGESTIVA

Una adecuada salud digestiva se caracteriza por un buen procesamiento y aprovechamiento de los alimentos ingeridos, un correcto tránsito y una microbiota equilibrada.

En los últimos años, ha habido un aumento de los problemas digestivos, como el Síndrome del Intestino Irritable (SII), las intolerancias alimentarias y las alergias, el cáncer de estómago y de colon, que hacen que sea esencial cuidar nuestra alimentación y nuestra salud digestiva.

En nuestro intestino se concentran casi el 70 % de nuestras defensas, y alberga una población de unos 100 billones de bacterias digestivas, conocida como microbioma, se sabe que existe una relación muy estrecha entre la salud del microbioma y la salud digestiva.

Los síntomas que marcan un deterioro de la salud digestiva son: exceso de gases, dolor abdominal, flatulencias, náuseas, diarrea y estreñimiento.


¿COMO PUEDO MEJORAR MI SALUD DIGESTIVA?

La digestión comienza en la boca, pero la salud digestiva inicia con los alimentos y bebidas que consumimos, su cantidad y frecuencia de ingesta a lo largo del día.

La salud digestiva requiere de la presencia constante y suficiente de nutrientes como la fibra y el agua, así como la inclusión de probióticos que favorezcan la flora intestinal, siempre sumando la actividad física, ¿Cómo lograrlo?

Fibra, incluye en tu alimentación cereales integrales (avena, productos de trigo con grano entero), verdura cruda (espinaca, acelga, tomate), fruta con cáscara (manzana, pera, durazno) y legumbres (lentejas, porotos, garbanzos). Todos estos alimentos promueven la masticación, lo cual favorece la saciedad, la digestión y el control de ansiedad.

Agua, tomar de 1-2 vasos de agua como mínimo en cada comida. Se recomienda tomar 2 litros diarios de agua (8 vasos), incorporar caldos, frutas y verduras crudas, infusiones sin azúcar como el té, estos aportan cantidades importantes de agua.

• Probióticos, aumenta el consumo de productos fermentados como el yogur descremado, con cereales, frutas, o como aderezo para las ensaladas. Recuerda que los probióticos son microorganismos vivos que aumentan el número de bacterias benéficas en el sistema digestivo, mejorando su funcionamiento.

Actividad física, el movimiento del cuerpo humano favorece una buena digestión, caminar al menos 10 mil pasos todos los días o realizar 30 minutos de actividad física para activar el funcionamiento digestivo y favorecer la evacuación.

Al lograr tener salud digestiva, no solo se evitarán los malestares intestinales sino te sentirás y verás bien ¡ya que el estado de ánimo se verá favorecido!

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba