Las bicicletas secuestradas que no sean reclamadas tendrán un fin social

La Cámara de Diputados sancionó hoy la ley 3260 que atribuye un fin social a las bicicletas bajo custodia policial que no fueron reclamadas por sus dueños. La medida apunta a generar un fin de mayor utilidad a miles de bicicletas que pueden reutilizarse.

En ese sentido, la norma regula el destino final de estos rodados que, por motivo de hechos ilícitos y/o contravenciones hayan sido secuestradas por autoridades gubernamentales y que se encuentren resguardadas en establecimientos públicos o privados, por un período mayor a un año, sin que hayan sido reclamadas por sus titulares.

Durante el tratamiento en general en la sesión de ayer, la diputada Lorena Abdala (MPN) dijo que la medida contribuye a fomentar en uso de la bicicleta como medio de transporte en el marco de la pandemia, que circunscribe el transporte público para uso del personal considerado esencial. Abdala enumeró los beneficios de este tipo de rodado en materia sanitaria y ambiental, y mencionó que sólo en el pasado mes de julio la policía publicó 131 bicicletas que no fueron reclamadas. “En estos tiempos es cuando más necesitamos ponderar este medio de transporte”, añadió Abdala.

Durante su intervención, la legisladora remarcó que sólo se podrán reutilizar aquellas bicicletas que luego de transcurrido un año no hayan sido reclamadas por sus dueños, al tiempo que subrayó que serán otorgadas a organizaciones sociales o a estamentos gubernamentales con fines sociales o deportivos.

El Ministerio de Gobierno y Seguridad, -que será la autoridad de aplicación de la ley-  garantizará la difusión de las bicicletas mediante el Boletín oficial y páginas web, a fin de permitir a los dueños legítimos recuperar el rodado secuestrado. Luego de un año, tales bicicletas podrán ser otorgadas a los organismos autorizados, los que de ninguna manera podrán vender o alterar las características de las bicicletas. Los dueños de las bicicletas estarán facultados a obtener nuevamente el rodado aun transcurrido el año, si pueden acreditar la titularidad.

Desde el FdT, el diputado Darío Peralta acompañó la iniciativa pero cuestionó que las bicicletas sean otorgadas a entidades y no a sujetos directamente. Aseguró que “las bicis tienen dueño” y por tal motivo pidió que las campañas de difusión de los rodados sean lo más amplias posibles para darle la posibilidad toda la ciudadanía de recuperar las bicicletas secuestradas que, en la mayoría de los casos, fueron robadas.

Noticia anterior

La provincia no logra bajar de los 500 casos diarios

Noticia siguiente

IJAN dictará Diplomatura en Ludopatía, Ciberadicciones y otras adicciones conductuales