Loncopué: monitoreo y acompañamiento a las personas mayores de 60 años

Esta medida es parte de la vigilancia activa que se realiza en la localidad, dirigida tanto a las personas que tienen un resultado confirmatorio para coronavirus (COVID- 19), como a sus contactos estrechos.

 

En el contexto de la emergencia sanitaria por el Covid-19 en Loncopué y de las medidas dispuestas para cuidarde todos los vecinos y vecinas, es que a través del ministerio de Salud se realiza una vigilancia activa de las personas que tienen el virus como de sus contactos estrechos. Esto implica una comunicación y visita diaria para conocer cómo están, qué necesitan y cuál es su estado de salud, por sobre todo a las personas mayores de 60 años que constituyen el grupo de mayor riesgo.

Así, las 23 personas con Covid-19 son visitadas por médicos de Loncopué y sus contactos estrechos son visitados por un médico, un agente sanitario y un equipo psicosocial, para poder monitorear su estado de salud y a la vez acompañarlos.

Esta acción es llevada a cabo con la asistencia social del COE, quienes proveen insumos, alimentos y leña a dicho grupo de vecinos y vecinas, para afrontar las necesidades que puedan tener en este contexto.

Cabe señalar que, a partir del pasado 10 de abril a las 14 horas y hasta el martes 14 a las 9 horas, se prohibió la circulación en la localidad, de la que quedaron exceptuados el personal de salud, seguridad y servicios sociales.

Posteriormente, a partir del 14 de abril, los desplazamientos mínimos permitidos en Loncopué, para aprovisionamiento de alimentos e insumos, podrán realizarse de 9 a 17, por una sola persona del grupo familiar.

Finalmente, hasta el 23 de abril a las 12 horas, se estableció la prohibición de ingreso y egreso de personas a la localidad con o sin domicilio en ella; a excepción de casos que ameriten su aprobación por autoridad competente.

Noticia anterior

Con una joven neuquina de 24 años, la provincia suma 86 casos confirmados

Noticia siguiente

San Luis será la primera provincia en pedir la excepción del aislamiento