Noticias

Los equipos de Salud realizan monitoreo de vacunación y control de foco

Esta estrategia brinda herramientas para constatar información, reforzar las acciones de vacunación y realizar control de foco ante un posible caso de alguna enfermedad contagiosa.

Desde el ministerio de Salud de la provincia se informó que se realiza trabajo en terreno frente a distintas enfermedades. Particularmente relacionado con el sarampión, ante el alerta nacional emitido recientemente por un caso detectado en Salta, los equipos de salud pueden realizar operativos especiales denominados “control de foco” ante un caso sospechoso.

Es decir que, si una persona realiza una consulta médica con signos y síntomas compatibles con sarampión, se debe notificar este caso sospechoso al sistema de vigilancia (SNVS) y activar el control de foco durante las primeras 48 horas de la notificación. Esta situación puede darse en cualquier lugar de la provincia.

El control de foco consiste en la búsqueda de casos activos, es decir, personas que tengan síntomas compatibles con esta enfermedad; bloqueo a los contactos estrechos (convivientes); constatación de datos de vacunación y/o suministro de vacunas para completar esquemas.

Si bien se conocen estafas asociadas a servicios como la salud, se advierte que el único dato personal que puede solicitar el personal de Salud es el DNI (Documento de Identidad Nacional), para chequear en el sistema Nomivac-SISA (que reúne la información sobre dosis aplicadas a la población) el estado de vacunación.

Igualmente en esa instancia de visita, se recuerdan los signos y síntomas de la enfermedad y si bien el equipo de Salud no necesita entrar al domicilio; ante la falta de alguna dosis es necesario contar con espacio o una silla afuera del domicilio para aplicar la vacuna faltante correctamente. Es fundamental no postergar la vacunación. Las vacunas utilizadas en los operativos se encuentran en perfectas condiciones de conservación con la cadena de frío y se cargan al sistema con el lote correspondiente.

Las acciones de control de foco se realizan rápidamente, ya que la confirmación o descarte del caso, mediante pruebas de laboratorio, demora unos días y ante la posibilidad de que sea un caso confirmado, hay que anticipar las acciones.

Se recuerda que el sarampión es una enfermedad infecciosa muy contagiosa y que Argentina se encuentra en alto riesgo de trasmisión. Puede presentarse en todas las edades, siendo de mayor gravedad en niños y niñas menores de 5 años o con desnutrición.

Se aconseja a toda la población revisar sus esquemas de vacunación y acercarse a centros de salud, hospitales y vacunatorios para constatar tener todas las vacunas indicadas para cada caso.

Para prevenir el Sarampión se recuerda que todas las personas desde el año de vida deben tener esquema de vacunación completo contra el sarampión y la rubéola, según Calendario Nacional de Vacunación:

De 12 meses a 4 años: deben acreditar una dosis de vacuna triple viral.

·         Mayores de 5 años, adolescentes y personas adultas deben acreditar al menos dos dosis de vacuna con componente contra sarampión y rubéola aplicada después del año de vida (doble o triple viral) o contar con serología IgG positiva para sarampión y rubéola.

·         Las personas nacidas antes de 1965 se consideran inmunes y no necesitan vacunarse.

Los síntomas del sarampión son fiebre alta, manchas rojas en la piel, secreción nasal, conjuntivitis y tos.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba