Malestar de la COMRA por el recorte de salarios a médicos en plena pandemia

La pandemia impuso que las instituciones privadas de salud realicen una reorganización acelerada del sistema, puso en pausa cualquier negociación salarial y se suspendieron las licencias. Se reprogramaron turnos y se redujo la ocupación de las camas para la atención del pico de casos. Esa preparación también tuvo efectos adversos, como la disminución de las consultas hasta en las guardias por temor al contagio o la suspensión de las prestaciones.

Esto llevó a una drástica reducción en la facturación mensual y de casi nulas prestaciones ambulatorias (se ha reducido entre el 85% y el 93%). Desde el comienzo del aislamiento obligatorio, el 20 de marzo pasado, según detallan desde la Asociación Civil de Actividades Médicas Integradas (Acami).

Algunos de esos centros aparecen entre los que redujeron los ingresos del personal. El Hospital Italiano redujo el 12% los honorarios de mayo , junio y julio para los médicos que no están en relación de dependencia. Ayer, la institución difundió un comunicado al respecto. A éste centro de suman reducciones y descuentos de salarios en centros de salud del Grupo Galeno; el Grupo OMINT, en sus clínicas Del Sol, Bazterrica y Santa Isabel, y el Sanatorio Otamendi; también en el Hospital Italiano, el Hospital Alemán, y advierten que podría extenderse a otros centros privados de salud.

Ante la grave situación en plena pandemia, desde la Confederación Médica de la República Argentina expresan su preocupación y repudio:

 

“Ante los hechos de público conocimiento en torno a las iniciativas que intentan recortar salarios y realizar el pago de honorarios en forma escalonada, desde la Confederación Médica de la República Argentina (COMRA) nos resulta
repudiable, que en plena pandemia la variable de ajuste sea el personal de salud, quienes hacen el mayor esfuerzo y son los que están en la primera línea de contención.
Al hecho de que los financiadores no paguen en tiempo y forma, y más aún quieran reducir el salario de los médicos, se suma el agravante de que no proveen los elementos de protección personal (EPP) completos para la
seguridad durante la atención de todos los pacientes, ya que deben cuidarse hasta de los portadores sanos del virus.
Es fundamental contar con las barreras de bioseguridad que protejan al médico y no escatimar en recursos para que tengan la indumentaria necesaria.
No se puede seguir postergando la inversión en Recurso Humano en Salud, a costa de la seguridad de los pacientes y de toda la sociedad.
Es hora que los profesionales del sector tengan salarios acordes a su nivel de responsabilidad y se termine, de una vez por todas, los contratos basura y la precarización laboral de los trabajadores de la salud”.

COMRA

Los profesionales de la salud y la pandemia:

El personal médico y no médico que se desempeña en centros de salud constituye casi el 17% del total de casos detectados en todo el país, según los últimos datos brindados por el Ministerio de Salud de la Nación esta mañana.

A la fecha, son 764 médicos, enfermeros, kinesiólogos, instrumentadores, camilleros, personal de limpieza, administrativo y de seguridad con COVID-19 positivo, sobre un total de 4.532 casos confirmados a nivel nacional. La edad promedio del personal sanitario contagiado es de 30-39 años, el 63% son mujeres y el 37% son hombres.

De esos 764 trabajadores de la salud que dieron COVID positivo, ya fallecieron 9, de los cuales 8 tenían complicaciones previas de salud, de acuerdo a lo informado por la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti. El 3,3% sigue en terapia intensiva y el 26,2% fue dado de alta.

El número del personal sanitario infectado crece a la par de los contagios entre la población, en medio de reclamos porque no cuentan con los equipos de protección necesarios, falta de capacitación sobre cómo utilizarlos, e insuficientes medidas de prevención para quienes deben cuidar y atender a los enfermos.

La Provincia de Buenos Aires, por albergar el 35 % de la población, es la que concentra las cifras más altas. De acuerdo a la información brindada por la cartera sanitaria bonaerense a Infobae, al 30 de abril, los trabajadores de la salud contagiados son 339, incluyendo personal médico y no médico de instituciones de salud públicas y privadas. Esa cifra constituye el 20,7% del total de 1.632 casos positivos diagnosticados en el distrito bonaerense a la fecha, según publica Infobae.

Desde la Ciudad de Buenos Aires, en tanto, informaron a este medio que, al 30 de abril, hay 238 trabajadores de la salud infectados, ne Chaco, la cifra de personal sanitario afectado superó la mitad de los infectados en toda la provincia, y falleció un profesional de la salud.

La Rioja y Río Negro también registran un profesional de la salud muerto. Y en la ciudad rionegrina de Cipolletti 14 trabajadores se infectaron en el Sanatorio Río Negro, lo que obligó a su cierre.

En Córdoba, donde los casos positivos detectados entre la población suman 291, el Ministerio de Salud provincial informó que eran 43 los médicos, enfermeros, camilleros y profesionales de distintas áreas contagiados hasta el 25 de abril. La cifra representa el 15%.

Desde la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa), reclamaron la instrumentación del Plan Nacional de Protección para los Trabajadores de la Salud, a raíz del avance en los contagios de Covid-19 que -según esa entidad- “ya alcanzó a 500 empleados”.

Noticia anterior

Celíacos: consejos y receta sin TACC para cocinar en casa

Noticia siguiente

5 de Mayo – Día Mundial del Lavado de Manos