Ni la nieve los para: la leche humana llega a los recién nacidos que la necesitan

La situación COVID-19 nos deja algunos días más en casa y es muy necesario que respetemos las medidas tomadas, pero otros siguen trabajando y mucho.

Es el caso del equipo interdisciplinario del Banco de Leche Humana que, mientras algunos pasteurizan o llevan ese producto a las terapias y neonatologías de las instituciones, otros son los encargados de recolectarla en los domicilios de las madres sonantes. Vivan donde vivan y sin importar el clima.

La historia de Elida, Silvia y Santiago, integrantes del hospital Zapala, donde se desempeñan como enfermera, agente sanitario y chofer, es una más entre tantas. Pero refleja el trabajo de cientos de hombres y mujeres que conforman la Red de Leche Humana en Neuquén.

Ellos viajaron a Laguna Blanca y con una intensa nevada, para encontrarse con una mamá donante de leche humana.

Elida compartió la experiencia como parte del Centro de Leche del hospital “cada 13 días aproximadamente vamos a buscar la leche para ser enviada al Banco de Leche de Cutral Có, donde es pasteurizada y luego se envía a lugares de salud de la provincia”.

“Es que en medio de la pandemia, tanto la donación de la mamá como el trabajo que realiza el equipo del Centro de Zapala es un aporte muy grande para el desarrollo de niños y niñas de nuestra provincia” destacan desde el ministerio de salud.

Esta red se forma y transforma permanentemente, pero se sostiene en cada persona que participa, porque está convencido de que la lactancia materna, la donación de leche y el uso de la leche pasteurizada SALVAN VIDAS.

“A veces visibles y otras no tanto, esta red es un equipo de personas «de hierro», como nos gusta decir: Médicos, Enfermeros, Lic. en Nutrición, Bromatólogos, Bioquimicos, Administrativos, Lic. en Obstetricia, Auxiliares de Limpieza, Auxiliares de Centros de Lactancia, Choferes, Promotores de Lactancia, la comunidad cada Donante, etc.
Muchas de estas personas HOY ▶ si HOY ◀ están trabajando, dentro y fuera de sus casas para que a cada recién nacido de la provincia no le falte su primera vacuna, la leche humana, la de su mamá o la de la nodriza moderna que comparte un poco de la leche de su hijo al Banco de Leche Humana”.

Noticia anterior

12 de Julio – Día Nacional de la Medicina Social

Noticia siguiente

En Neuquén los casos recuperados superan a los activos