Noticias

OMS declarará como “posible carcinógeno” al popular edulcorante aspartamo, utilizado en la Coca light

Uno de los edulcorantes artificiales más comunes del mundo será declarado como “posible carcinógeno” el próximo mes por una agencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

El aspartamo, utilizado en productos que van desde la Coca-Cola light hasta el chicle Extra de Mars y algunas bebidas Snapple, en Estados Unidos, se incluirá en julio como “posiblemente cancerígeno para los humanos” por primera vez por la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés), la rama de investigación del cáncer de la Organización Mundial de la Salud (OMS), dijeron las fuentes.

El fallo de la IARC, finalizado a principios de este mes después de una reunión de expertos externos del grupo, tiene como objetivo evaluar si algo es un peligro potencial o no, en función de toda la evidencia publicada.

El fallo no tiene en cuenta la cantidad de un producto que una persona puede consumir de manera segura. La recomendación para las personas proviene de un comité de expertos independiente de la OMS en aditivos alimentarios, conocido como JECFA (Comité Conjunto de Expertos en Aditivos Alimentarios de la OMS y la Organización para la Agricultura y la Alimentación), junto con las determinaciones de los reguladores nacionales.

JECFA, el comité de aditivos de la OMS, también está revisando el uso de aspartamo este año. Su reunión comenzó a fines de junio y debe anunciar sus hallazgos el mismo día en que la IARC hace pública su decisión, el 14 de julio.

Desde 1981, JECFA ha dicho que el consumo de aspartamo es seguro dentro de los límites diarios aceptados. Por ejemplo, un adulto que pese 60 kg tendría que beber entre 12 y 36 latas de gaseosa light, dependiendo de la cantidad de aspartamo en la bebida, todos los días para estar en riesgo. Su punto de vista ha sido ampliamente compartido por los reguladores nacionales, en Estados Unidos y Europa.

Alcance

Los fallos de la IARC pueden tener un gran impacto. En 2015, su comité concluyó que el glifosato es “probablemente cancerígeno”. Años más tarde, incluso cuando otros organismos como la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) impugnaron esto, las empresas aún sentían los efectos de la decisión. Bayer de Alemania perdió en 2021 su tercera apelación contra los veredictos de los tribunales de Estados Unidos que otorgaron daños a los clientes que culpaban de sus cánceres al uso de sus herbicidas a base de glifosato.

El mes pasado, la OMS publicó pautas que aconsejan a los consumidores que no usen edulcorantes sin azúcar para controlar el peso. Las pautas causaron furor en la industria alimentaria, que argumenta que pueden ser útiles para los consumidores que desean reducir la cantidad de azúcar en su dieta.

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba