Para luchar contra la obesidad, Italia pone un impuesto a las bebidas azucaradas

El gobierno italiano confirmó hoy que incluirá en el presupuesto un impuesto para gravar con una tasa especial a las gaseosas y bebidas que tengan azúcar agregado, con el objetivo de luchar contra la obesidad y recaudar fondos para educación.

“En el presupuesto para 2020 estará la ‘sugar tax’, sólo para las bebidas azucaradas”, dijo el ministro de Economía, Roberto Gualtieri, en declaraciones al diario económico Il Sole 24 Ore.

La propuesta de gravar las bebidas que incluyan un impuesto al azúcar agregado había sido lanzada a fines de 2018 por el gobernante Movimiento Cinco Estrellas, y fue entonces bautizada como “sugar tax”.

La alícuota final, de todos modos, se sabrá la semana próxima cuando el Ejecutivo del Cinco Estrellas y el Partido Democrático envíe el proyecto de presupuesto al Parlamento.

Para este año, la idea fue retomada por el nuevo ministro de Educación, Lorenzo Fioramonti, que propuso gravar las bebidas con agregado de azúcar para buscar recaudar hasta 100 millones de euros al año que sean destinados al presupuesto de su cartera.

La propuesta de gravar las gaseosas y bebidas con azúcar agregado fue defendida también por la viceministra de Economía, la viceministra de Economía, Laura Castelli, que consideró al gravamen como “muy importante porque en Italia tenemos un gran problema de obesidad”, según dijo al diario Il Fatto Quotidiano.

Noticia anterior

Finalizaron el bunker para el tomógrafo del hospital de Cutral Có – Plaza Huincul

Noticia siguiente

La Plata: ya funciona el Hospice Inmaculada para pacientes terminales del hospital San Juan de Dios