Punto Saludable

PEQUEÑOS CAMBIOS EN TU ESTILO DE VIDA MEJORAN LOS NIVELES DE COLESTEROL

Los niveles altos de colesterol aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. 

Los niveles altos de colesterol aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares. Los medicamentos pueden ayudar a mejorar tu nivel de colesterol, pero lo que va a marcar la diferencia, es cambiar tu estilo de vida e incorporar hábitos saludables a tu cotidiano, a continuación, te dejamos algunos consejos.

COME ALIMENTOS SALUDABLES.

Reduci las grasas saturadas. Las grasas saturadas, son las que se encuentran principalmente en las carnes rojas, huevo y productos lácteos enteros. Disminuir la ingesta de estas, puede reducir el colesterol de lipoproteínas de baja densidad (LDL), el colesterol «malo».

Elimina las grasas trans. Las grasas trans, figura en las etiquetas de los alimentos como «aceite vegetal parcialmente hidrogenado», se utilizan a menudo en margarinas, galletitas, panificados y pastelería industrial. Las grasas trans elevan los niveles generales de colesterol.

Come alimentos ricos en ácidos grasos omega-3. Los ácidos grasos omega-3 no afectan el colesterol LDL. Pero tienen otros beneficios para la salud, entre ellos la disminución de la presión arterial. Los alimentos con ácidos grasos omega-3 incluyen la merluza, caballa, el jurel, las nueces y las semillas de lino.

Aumenta la fibra soluble. La fibra soluble puede reducir la absorción del colesterol. Esta se encuentra en alimentos tales como, legumbres, frutas y verduras con pulpa como es el caso de manzanas, peras, zapallo, tomate entre muchos más.

HACE EJERCICIO LA MAYORIA DE LOS DIAS DE LA SEMANA

El ejercicio puede mejorar el colesterol. La actividad física moderada puede ayudar a aumentar las lipoproteínas de alta densidad (colesterol HDL), el colesterol «bueno», Hacer por lo menos 30 minutos de ejercicio cinco veces a la semana marca la diferencia.

Añadir actividad física, incluso en intervalos cortos varias veces al día, puede ayudarte, considera:

• Hacer una caminata rápida durante la hora del almuerzo, todos los días.

• Ir en bicicleta hasta el trabajo.

• Jugar a tu deporte favorito.

Para mantenerte motivado, tene en cuenta que podés buscar un compañero de actividad física o unirte a un grupo de ejercicios.

BAJA DE PESO

Tener algunos kilos demás, aunque sean pocos, contribuye al colesterol alto, los cambios pequeños suman. Si tomas bebidas azucaradas, reemplázala por agua. Incorpora frutas y verduras de estación, fracciona tu dieta, incorpora cereales integrales y come con conciencia.

Busca maneras de incorporar más actividad a tu rutina diaria, como usar las escaleras en lugar de tomar el ascensor o estacionar más lejos de tu oficina. Camina durante los descansos del trabajo.

DEJA DE FUMAR

El dejar de fumar mejora el nivel de colesterol HDL, a esto le sumas que:

• A los 20 minutos de haber dejado de fumar, la presión arterial y la frecuencia cardíaca se recuperan del pico inducido por el cigarrillo.

• A los tres meses de haber dejado de fumar, la circulación sanguínea y la función pulmonar comienzan a mejorar.

• Dentro de un año de haber dejado de fumar, el riesgo de padecer una enfermedad cardiovascular es la mitad que el de un fumador.

BEBE ALCOHOL CON MODERACION

Se ha vinculado el consumo moderado de alcohol (vino tinto) con niveles más altos de colesterol HDL, pero los beneficios no son lo suficientemente convenientes para recomendar el consumo de alcohol a alguien que no lo bebe.

Si consumes alcohol, hazlo con moderación. Para los adultos sanos, esto significa hasta una copa por día. Demasiado alcohol puede causar problemas serios de salud, entre ellos hipertensión arterial, insuficiencia cardíaca y accidente cerebrovascular.

Si los cambios en el estilo de vida no son suficientes…

A veces, los cambios en el estilo de vida no son suficientes para disminuir los niveles de colesterol. Si el médico te recomienda medicamentos para reducir el colesterol, tómalos como te los recetó, mientras continúas con los cambios en tu estilo de vida. Los cambios en el estilo de vida pueden ayudarte a mantener baja la dosis de medicamento.

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba