Punto Saludable

TOMA AGUA PARA TENER SALUD

El agua es un elemento esencial, el porcentaje de agua en el cuerpo humano es de alrededor del 65%, es fundamental para poder llevar a cabo una gran cantidad de funciones vitales.

Regular nuestra temperatura corporal, amortiguar nuestras articulaciones y llevar a cabo acciones químicas que facilitan nuestro metabolismo son solo algunas de las funciones que tiene el agua en nuestro cuerpo. Además, parte de esta agua que consumimos y que disponemos en nuestro interior, la perdemos en forma de sudor, respiración o la orina.

La fatiga, la confusión e incluso los calambres en músculos son algunas de los síntomas que tiene nuestro cuerpo por no estar bien hidratado. Esto ocurre ya que el agua, además de representar dos tercios de nuestro peso corporal, también es la encargada de transportar cientos de nutrientes y proteínas que ayudan a nuestro organismo a mantenerse sano.


LA REGLA DE LOS 8 VASOS DE AGUA

La recomendación más conocida es la de tomar 2 litros de agua al día, lo que equivale a 8 vasos, una manera de distribuirlos podría ser la siguiente:

2 al levantarnos, beber agua en ayunas es una forma sana, natural y rápida de activar el organismo.

a media mañana, para nunca tener sed.

1 media hora antes de comer, facilita la digestión.

por la tarde, nos mantiene hidratados, sobre todo en épocas de mucho calor.

1 antes de bañarse, ayuda a bajar la presión sanguínea.

1 antes de acostarse, el cuerpo necesita también agua durante el sueño.


FACTORES QUE DETERMINAN CUANTA AGUA HAY QUE BEBER AL DIA

Según la edad. Los niños y las niñas son mucho más sensibles a la deshidratación y a los golpes de calor, ofrecer agua frecuentemente sin esperar que tengan sed.

Se debe estar muy atentos a las personas adultas mayores, con la edad disminuye la sensación de sed y su capacidad renal.

Ejercicio. Después de cualquier actividad que haga traspirar, se debe tomar agua adicional para cubrir la pérdida de líquidos. Lo recomendable es la ingesta de agua antes, durante y después de un entrenamiento.

Condiciones climáticas. En zonas con clima cálido o por altas temperaturas, las perdidas están aumentas, se traspira más, por lo que se debe tomar más agua, un mínimo de 2,5 litros o 10 vasos.

Cuestiones de salud. En las enfermedades que provocan fiebre, vómitos o diarreas, el cuerpo pierde mucho líquido. En estos casos tomar más agua es esencial, lo aconsejable es seguir las recomendaciones médicas en cada caso.

 

 

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba